Sexo Madrid

Sexo profesional de pago en Madrid

Buenos días, Me llamo Sara, soy una joven universitaria, elegante y muy atractiva. Me describo como una chica muy cariñosa y sensual que disfruta de la combinación entre la estimulación intelectual, visual y sexual. Me encanta la buena compañía y dedicar tiempo a conocer a la persona con la que concreto cita. Si eres un caballero que quiere a una amante intensa, un hombre que sabe cómo dar y recibir placer, por favor, no dudes en contactar conmigo... Si deseas pasar la noche conmigo o el día entero, llámame. Seguro que nos ponemos de acuerdo y encontramos un hueco para disfrutarnos.

Te regalaré las caricias y besos de una novia apasionada, mi lengua te estremecerá de placer y te encantará el sonido de mi placer mientras danzo sobre ti. Me convertiré en tu amante preferida. Ven a descubrir el mejor sexo en Madrid.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Sexo Madrid

Sexo de lujo en Madrid

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios Clubs de alterne - Prostíbulos - Putas a domicilio - Chicas de alterne - Sado erótico - Agencias de escorts - Burdeles - BDSM - Señoritas de compañía - Anuncios de sexo - Apartamentos por horas - Callgirls - Modelos - Masajes eroticos - Azafatas - Locales de intercambio - Call girls - Damas compañía - Tantra - Prostitutas de lujo - Clubes de relax - Escorts independientes - Contactos eróticos - Acompañantes de lujo - Scorts de alto standing - Saunas eróticas - Pisos de relax - Chicas de compañía - Salidas a hoteles y domicilios - Casas relax - Putas de lujo -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios Kissme - Club Eros - President - Pub Aribau 240 - Club Lexis - Gran via 532 - L´hibou - Eden - Aribau 64 - Club Free - Sauna Yuma - Azul - Batman - Club Romaní - Medea - Habana - Jobe y el amor - Showgirls - Equus - Saratoga - Baronet - New Tuset - Agencia Sexy Nights - Alexia - Nyoman

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. Apenas acabó, la acoste en la arena, boca abajo y me puse sus piernas una a cada lado de mis hombros, sintiendo que el momento por fin habia llegado; era hora de hacerlo, ella lo queria, yo lo deseaba, habia una confianza ciega entre nosotros y por sobre todo eramos hermanos y nos amabamos en serio, ambos queriamos lo mejor el uno para el otro... Decidido y ansioso puse mi pija entre las piernas de agus. Al sentirla, gimió, y me acercó para que la besara. Me puse encima, todavía sin metérsela toda, y le dije: "este va a ser nuestro secreto mas hermoso Agustina" "Te amo hermanito, cojeme...", dijo ella,... entonces comenze a penetrar a mi hermana, despacio, seguro de controlar la situación, sintiendo un placer indescriptible, lanzando ambos un gemido hermoso y queriendo estar así toda la vida.

2. Te exigí que entraras en mi, formar un solo ser, llegar a la mas profunda unión de dos seres, mis labios inflamados estaban dispuestos a recibirte, sentí tu sexo duro, palpitante entrar poco a poco, llenar completamente mi espacio; tu cadera y la mía danzaron al mismo compás, mientras recorrías con tus manos cada pliegue de mi piel, el vaivén iba creciendo mas y mas a cada segundo, eras dueño del momento, cabalgabas lujurioso mi cuerpo y buscaste la manera de satisfacer mis anhelos inventando piruetas. Cerré mis ojos y concentre todo mi pensamiento en las sensaciones que estaban a punto de estallar, de repente nuestros cuerpos llegaron al espasmo, temblando involuntariamente, tu cuerpo lánguidamente cayo entre mis brazos, te estreche fuertemente tratando de fundir tu cuerpo al mío, disfrutando cada instante de ese dulce regalo, bese tu cara, tu sudor se mezclo al mío y por fin pude preguntar: ¿Cómo te llamas?

3. Mi gozo se vio truncado cuando se acercó el camarero. Me dio un susto de muerte. Me recompuse como pude y pude ver en sus labios como se dibujaba en su comisura una mueca maligna que dejaba ver que sabía lo que hacíamos. Laura pidió de postre fresas bañadas en champán y yo pétalos de flor bañados en chocolate blanco. Terminamos lo más rápido que pudimos porque a ambos las ganas de sexo nos podían. Pagué con mi tarjeta de crédito. Salimos a la calle y a apenas dos metros de la puerta del restaurante la agarré por la cintura acercando su cuerpo al mío y besando sus rojos labios. Estuvimos mucho tiempo besándonos, pasaron muchos taxis por delante de la puerta del restaurante. Paramos a uno y nos dirigimos al hotel aguantando las ganas de besarnos y tocarnos por aquello de mantener la corrección.

4. "esta noche es toda nuestra hermanito", me decia ella con voz entrecortada por la exitacion del momento. Entonces sin dejar de lamerla por todos lados, me moví a un costado de ella para poder introducirle el dedo pulgar de mi mano en su sexo que derramaba líquidos de dioses, y no sin antes acariciar ese precioso par de piernas que Dios le dio, Le introduje el dedo rápido ya que tenia apuro de lubricarlo con sus jugos para retirárselo lentamente y ahora introducir lentamente el dedo índice y medio en su sexo al mismo tiempo que le acariciaba el culo con el pulgar lubricado de tal manera que después de algunos minutos cuando empezó a acercarse su venida y para ayudarla, le metí el dedo pulgar dentro del culo y al sentirlo, se recargó, tratando de ayudar, dando cabida a ese instrumento de placer. Una ves que le introduje todo el dedo, con los otros dos que todavía estaban afuera, le acaricié el clítoris y para mi placer, sentí como agus se estaba viniendo, gimiendo, tratando de apretar mis dedos con sus piernas y tratando de recibir mi pulgar en lo mas profundo de su vagina, apoyándose únicamente con su mano derecha y con la izquierda obligándome a acercar mi rostro para regalarme el más húmedo de los besos de esa noche. No hace falta aclarar que fue la sensación mas extraña y exitante de toda mi vida, estaba tomando los jugos vaginales de mi propia hermana, estaba loco de amor por ella y estaba dispuesto a estar un año seguido en ese lugar haciendole el amor si hubiese sido posible.