Sexo Madrid

Sexo profesional de pago en Madrid

Soy Irene Vega, una joven universitaria nacida en Madrid. Una mujer educada, simpática y femenina con un cuerpo delicado de piernas bonitas, piel suave, sonrisa dulce ... Me considero una persona cariñosa, discreta, espontánea y apasionada a la que le gusta vivir nuevas experiencias. Conmigo podrás escaparte de la rutina, olvidarte del estrés diario y relajarte. Soy una agradable compañía con la que podrás disfrutar de una comida o una cena, o simplemente de placenteros momentos de intimidad, en los que te haré disfrutar de cada instante poniendo toda mi dedicación en cada caricia, cada beso ... incitándote a dejarte llevar por los sentidos. Llevar una doble vida implica que no siempre puedo responder al teléfono, si esto sucede intenta llamarme más tarde o enviarme un email y te contestaré lo antes posible, por ese mismo motivo mi horario a veces también es variable, así que, si deseas conocerme y tener una cita conmigo, te pediría que me avises con la máxima antelación posible (mínimo dos horas). Saludos, Irene.

Te regalaré las caricias y besos de una novia apasionada, mi lengua te estremecerá de placer y te encantará el sonido de mi placer mientras danzo sobre ti. Me convertiré en tu amante preferida. Ven a descubrir el mejor sexo en Madrid.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Sexo Madrid

Sexo de lujo en Madrid

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios Scorts de alto standing - Clubes de relax - Chicas de alterne - Saunas eróticas - Call girls - Putas de lujo - Masajes eroticos - Contactos eróticos - Azafatas - Anuncios de sexo - Agencias de escorts - Apartamentos por horas - Modelos - Tantra - Prostitutas de lujo - Chicas de compañía - Sado erótico - Putas a domicilio - Acompañantes de lujo - Callgirls - Locales de intercambio - Damas compañía - Clubs de alterne - Escorts independientes - BDSM - Pisos de relax - Salidas a hoteles y domicilios - Prostíbulos - Casas relax - Burdeles - Señoritas de compañía -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios Tuset Barcelona - Medea - Charlie Club - Equus - Thermas - Pretty Woman - Cuore Cabaret - Gran via 532 - Paraíso Privee - Nice - Agencia Sexy Nights - President - Showgirls - Club Eros - Nyoman - Eden - Enigma - Hot Madrid - Sauna Yuma - Batman - Viladomat 208 - Pub Aribau 240 - Alexia - La Estrella - Sauna Cristal

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. Tu cuerpo se tensaba pero no huías, moví mi cadera como tu me haz enseñado, tu verga hervía de emoción, te tome de las caderas y empuje la mía hasta el fondo, yo estaba empapada, mi sueño se convertía en realidad poseerte total y plenamente, acaricie tu espalda, la bese ,apreté tus nalgas, el vaivén iba en aumento, mientras tu removías tu sexo, seguí el compás de tus movimientos, era una locura, mi pasión se desbordaba, mi concha se inundaba sentí el temblor de tu cuerpo y supe que se aproximaba el fin, arremetí con más fuerza hasta ver salir tu leche caliente como un disparo, salí de tu ser lentamente y tu caíste exhausto en la cama, me miraste con un dejo de reproche, pero tu expresión cambio inmediatamente y me brindaste la más bella de tus sonrisas.

2. Mónica pensaba en todo eso, quizá no era exactamente así, quizá su imaginación iba demasiado deprisa, pero le gustaba sentirse observada, ser el centro de atención… de hecho, le encantaba. Tenía un cuerpo bonito, atractivo para la gran mayoría de los hombres…y de no pocas mujeres. Bajo su minifalda se vislumbraban unos muslos bien bronceados, al igual que el resto de su piel (incluso la que no era visible), y que se veían tremendamente sensuales y deseables. El aspecto de sus piernas era inmejorable, y es que a pesar de ser una muchacha muy dinámica y que siempre andaba ocupada, siempre disponía de unos minutitos para cuidárselas, y sin vislumbrarse ningún rasguño ni irregularidad, su piel confería un aspecto fino y suave.

3. Le quité la ropa mientras ella me quitaba la mía, ella se estiró y yo tras ver su coño rasurado solo me dieron ganas de comérmelo y eso hice... empecé lamiendo con suavidad los contornos de su clítoris y con la mano derecha acariciando su vagina, ella empezó a agitarse y a gemir, fue cuando empecé a pasar la lengua por su clítoris haciendo movimientos rápidos, contra más rápido movía la lengua más grande era su placer y mi mano no pudo resistirse en entrar en su vagina. Sus gemidos eran cada vez más altos y su cuerpo se retorcía de placer… fue cuando mi polla entró en acción, se la metí y puse sus piernas sobre mis hombros para que así pudiera entrar con más profundidad, su voz cada vez se hacía más frágil cosa que hacía ponerme más caliente, luego ella se puso encima de mi y le pedí que me cabalgara rápido, ella aceptó y se empezó a agitar, pero no fue hasta que la puse a cuatro patas que nos corrimos tras un arranque de fuerza que le provocó comerse la almohada tras la fuerza con la q le estaba penetrando. Fue genial y acabamos reventados, aunque sabíamos que aquella no iba a ser la única vez aquel día...

4. Grande fue mi asombro al salir y encontrarle tendido en la cama profundamente dormido. Ahí estaba yo pensando en el destino y el se había quedado dormido con la música de Chopin como fondo. Alguien podría haberse enojado pero a mi solo me producía inmensa ternura verle allí dormido, su respiración acompasada y sus manos reposando sobre la almohada. Yo, con un desacostumbrado arrojo me libere de la toalla y me senté a su lado en la cama. Con cuidado de no despertarlo le quite sus zapatos, me tumbe a su lado arropándonos con una sabana blanca y finalmente abrazada a su espalda y sintiendo mi cuerpo desnudo y aun fresco por la ducha pegado al suyo tibio y cubierto por un jeans y una camiseta. Al poco rato de escuchar el ritmo regular de su respiración y sentir el sube y baja de su pecho, yo también me quede dormida.