Saunas Barcelona

Servicio de saunas eróticas en Barcelona

Hola. Mi nombre es Nicky. Soy una tierna y apasionada española que te seducirá con sus dulces maneras y con sus ardientes maneras de darte placer. Mi mirada, mi cuerpo juvenil, mis delicadas manos, mis pechos pequeños (pero naturales), mi piel sedosa y tatuada, mi acalorada entrepierna, mis besos … ¿qué más podrías pedir? Todo mi cuerpo y mi aliento harán que te deshagas de placer por mí.

Bañera de hidromasaje, relax y una sauna erótica para nosotros dos solos ... Puedes visitarme y disfrutar de exquisitos servicios como en las mejores saunas en Barcelona.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Saunas Barcelona

Chica de saunas relax

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios Escorts independientes - Anuncios de sexo - Casas relax - Clubs de alterne - Chicas de compañía - Callgirls - Masajes eroticos - Call girls - Pisos de relax - Azafatas - Tantra - Sado erótico - Scorts de alto standing - Salidas a hoteles y domicilios - Chicas de alterne - Apartamentos por horas - Burdeles - Damas compañía - Acompañantes de lujo - Saunas eróticas - Clubes de relax - Prostíbulos - Señoritas de compañía - Prostitutas de lujo - Putas de lujo - Contactos eróticos - BDSM - Agencias de escorts - Putas a domicilio - Locales de intercambio - Modelos -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios Club Free - New Tuset - O´Dely - President - Cuore Cabaret - Agencia Sexy Nights - Azul - La vie en Rose - Aribau 64 - Eden - Medea - Enigma - Nyoman - La Estrella - Equus - Nice - Dollar Club - Cotton Club - Baronet - Alexia - Pub Aribau 240 - Bacarra - Hot Madrid - Saratoga - Club Romaní

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. Mirando a través del escaparate vio a Marisa cruzar la acera en dirección a ella y pensó, por un momento, que no estaría mal que un coche pasara por encima de ella, dejándole el camino libre con Raúl. A pesar de lo que habían hablado en el hospital el joven y ella, no estaba nada convencida con lo que él le dijo, y quería a toda costa acabar a su lado, si cabe, ahora más que nunca. Y ya no pensaba ser ella la que siempre sufriera. Durante el tiempo que había estado en cama, se había dado cuenta de que nadie mostraba sinceridad al hablar con ella en el hospital, sólo sus padres. Ni las vecinas, ni las compañeras del instituto que la conocían de toda la vida. Nadie. Todos la miraban como a un bicho raro, una incomprendida, algo inferior, enfermo, despreciable, y pensó, por una vez, en su felicidad, y no en lo que pudieran pensar los demás al verla hacer las cosas. La chica tímida y vergonzosa se había transformado en la chica fría y egoísta.

2. Cuando desperté el estaba besando mi frente, mi nariz, mis mejillas. Yo lance un entrecortado suspiro y pensé que era la sensación mas deliciosa que hasta ese instante había podido disfrutar. Sus manos recorrieron mis cabellos, nuca, descendieron por mi espalda y descansaron en mis nalgas......Ya en ese momento mi respiración empezó a hacerse mas profunda y mis senos se mostraban endurecidos bajo la sabana. Yo también lo bese, imitando el trayecto por el recorrido. Quise absorber su ser, fundirnos, hacernos uno, hombre y mujer, un solo cuerpo, una sola carne, un solo ser. Paradójicamente, disfrutando enormemente nuestras diferencias, el desigual relieve, montes, surcos, llanos y curvas de nuestra anatomía.

3. Nos acercamos a la cama y me arrodille ante ti, abrí tu pantalón y descaradamente tu virilidad apareció, la tome entre mis manos y llene mi boca con ella. Saboree cada milímetro, al igual que tu sabor y el calor que emanaba; vi la sonrisa en tus labios en respuesta a mis caricias. La humedecí completamente mientras mi lengua la recorría; la succione buscando tus líquidos, ¡deleitándome! Me atragante con tus testículos, los manejabas maravillosamente, permitiendo que cada uno de ellos inundara mi boca. Nos recostamos en la cama, ya no podíamos más. Tus besos y tus caricias me volvían loca, hicimos el amor de manera indescriptible; me apresaste entre la cama y tu ser, tu boca quemaba mi piel al recorrerla.

4. Mientras tanto sus manos recorren con vehemencia los contornos de mi cuerpo, su boca se posa en mi cuello y traza un trayecto lineal pasando por mi pecho hasta mi ombligo y aun mas abajo hacia ese lugar en el que hasta el momento nadie se había acercado. Su lengua roza el contorno superior de mi pubis y creo desfallecer ( recuerden que me había hecho una depilación brasileña ) de lo sensible que estaba en ese punto de mi femenino ser. Su nariz absorbe mi olor y me parece el gesto mas erótico que ojos algunos hayan visto. No sentí ni vergüenza ni nada, solo un inefable placer que me hacia gemir sin intermisión. Sus labios se apoderaron de mi ser y ya no pude pensar mas. Su lengua recorría mis pliegues, saboreaba mis fluidos y mis manos mientras estaban sobre su cabeza acariciándolo y a la vez urgiéndolo a que no parase ese el placentero tratamiento que me infligía. Hasta que por fin supe lo que era un orgasmo, lo que significaba que tu ser se fraccionara en miles de pequeñas porciones y luego se volvieran unir, encajando una en las otras como si fuese un rompecabezas. Sentía como mi cuerpo se contorsionaba causa de los temblores y lo abrace. El se recostó junto a mi y me beso. Su sabor y el mío se entremezclaban resultando, pecaminoso, embriagante como un néctar alucinógeno.