Saunas Barcelona

Servicio de saunas eróticas en Barcelona

Hola, chicos. Me llamo Fabiana Cat y soy una chica muy jovencita y catalana ansiosa por conocer todas las facetas del sexo. No hace mucho que lo descubrí y te puedo asegurar que me enloquece. Estaría todo el día practicándolo, sobre todo con gente como tú, a la que seguro que le gusta disfrutar del tacto natural y ardiente de mis pechos. Te puedo asegurar que no habrás conocido unos pechos tan fogosos y sensibles como los míos. Bastará una de tus caricias para convertirme en un derroche de sensualidad y lujuria. Creo sinceramente que no hay nada en el mundo como entregarse a los dictados del deseo y abandonarse a ellos. Si quieres, podemos llegar a ese momento de abandono total sin prisas, lentamente. Puedo ser para ti una novia cariñosa y entregada, casi una adolescente que está descubriendo de qué va eso del deseo y la atracción. Pero que mi dulzura no te engañe. Llegado el momento del sexo desbocado puedo ser una fiera insaciable dominada por unas ansias irreprimibles de devorarte entero. Compruébalo.

Bañera de hidromasaje, relax y una sauna erótica para nosotros dos solos ... Puedes visitarme y disfrutar de exquisitos servicios como en las mejores saunas en Barcelona.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Saunas Barcelona

Chica de saunas relax

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios Burdeles - Prostitutas de lujo - Escorts independientes - Putas de lujo - Apartamentos por horas - Damas compañía - Putas a domicilio - Contactos eróticos - Casas relax - Prostíbulos - Scorts de alto standing - Salidas a hoteles y domicilios - Azafatas - Clubs de alterne - Sado erótico - Acompañantes de lujo - Chicas de alterne - Agencias de escorts - Call girls - Chicas de compañía - Anuncios de sexo - Clubes de relax - Locales de intercambio - Callgirls - Saunas eróticas - Masajes eroticos - Modelos - BDSM - Tantra - Pisos de relax - Señoritas de compañía -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios O´Dely - Club Lexis - Club Riviera Castelldefels - Baronet - Kissme - Casanova59 - New Aribau - Batman - Thermas - Basinger - New Tuset - Club Romaní - Medea - Aribau 64 - Enigma - Cotton Club - President - Bacarra - La vie en Rose - Pub Aribau 240 - Showgirls - Paraíso Privee - Club Starlets - Agencia Sexy Nights - Club Eros

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. Te exigí que entraras en mi, formar un solo ser, llegar a la mas profunda unión de dos seres, mis labios inflamados estaban dispuestos a recibirte, sentí tu sexo duro, palpitante entrar poco a poco, llenar completamente mi espacio; tu cadera y la mía danzaron al mismo compás, mientras recorrías con tus manos cada pliegue de mi piel, el vaivén iba creciendo mas y mas a cada segundo, eras dueño del momento, cabalgabas lujurioso mi cuerpo y buscaste la manera de satisfacer mis anhelos inventando piruetas. Cerré mis ojos y concentre todo mi pensamiento en las sensaciones que estaban a punto de estallar, de repente nuestros cuerpos llegaron al espasmo, temblando involuntariamente, tu cuerpo lánguidamente cayo entre mis brazos, te estreche fuertemente tratando de fundir tu cuerpo al mío, disfrutando cada instante de ese dulce regalo, bese tu cara, tu sudor se mezclo al mío y por fin pude preguntar: ¿Cómo te llamas?

2. Llegamos a la recepción del hotel, pedimos las llaves de su habitación porque era la que quedaba más cerca. Volamos por las escaleras con tal de no esperar el ascensor, al fin y al cabo era la primera planta. Entrar por la puerta y fundirnos en un abrazo y beso apasionado fue todo uno. La cogí entre mis brazos y me la llevé hasta la cama, allí la tumbé quedándome yo al final del lecho. Levantó las piernas ofreciéndome un pie, lo cogí y acerqué mis labios. Respiré y me vino un imperceptible aroma fresco procedente de ellos. Besé brevemente los pies pasando a meter sus dedos en mi boca. Lamí todos y cada uno de sus diez deditos, los tuve en mi boca el tiempo que quise mientras observaba la cara de satisfacción que tenía Laura. Empecé a subir por el empeine muy lentamente recorriendo con mi lengua cada recoveco de su piel, llegué a su muslo interior pasando por su rodilla. Ella estaba abierta de piernas con las rodillas dobladas y yo tenía mi boca junto a su ingle, podía oler su sexo a escasos centímetros. Subí mi cabeza para ver su cara y buscar su consentimiento. Ella se terminó de subir la falda que estaba ya casi subida y levantó la cadera invitándome a quitarle las preciosas braguitas negras que llevaba. Se las quité poco a poco, deleitándome en la visión su pubis, no se depilaba pero tenía su coñito arreglado perfectamente. Le bajé hasta los tobillos y sacó uno de los pies para poder abrir las piernas. Nada más hacerlo me abalancé con ansia sobre su vagina. Chupé con voracidad sus labios mayores buscando con mi lengua la entrada de la vagina. Ella de mientras se quitó la parte de arriba quedando completamente desnuda, yo lo intentaba pero con mi cara hundida entre sus piernas no podía apenas quitarme una sola prenda. Casi me asfixiaba pero me moría de placer, solo escuchar como suspiraba Laura me llevaba a empujar mi lengua lo más dentro posible, separé mi cara para tomar aire y me desnudé como pude.

3. Subes a mi habitación, ya sabes el camino, te miras en el espejo del primer descanso, aseguras que todo este en su lugar, el maquillaje, tu peinado, las ropas que llevas puestas. Pienso para mí: agradezco la gentileza de venir tan bella hoy, me siento culpable de saber que tendré que descomponerlo. Una vez en la alcoba, mis manos te toman por la cintura, acercan tu cuerpo al mío, me gusta sentir tu piel, oler tu cabello, acariciar suavemente tus mejillas las cuales comienzan a sonrojarse. Una sonrisa sale de tu boca, esa mirada me hipnotiza, no me cansaría nunca de perderme en ella. Te beso apenas rozando tu labios, mordisqueo un poco tu barbilla, recorro el contorno de tu rostro con mi dedos hasta donde nace tu cabello y voy de vuelta. Beso tu cuello hasta al pabellón de tu oreja, mi lengua lame, se introduce, inquieta y atrevida.

4. Tu boca fue recorriendo una línea invisible, guiándote hasta mis labios húmedos deseosos de ser besados. Tu lengua ardiente jugueteaba en mi botón, mi cuerpo se excitaba provocando que mis ojos se cerraran y disfrutaran de aquellas deliciosas sensaciones. Tu lengua iba y venia adentrándose en mi; bebías y saboreabas mis líquidos, deleitándote con mi miel. Besaste mis muslos, mis rodillas, recorriste mis piernas completamente. Me diste la vuelta y quedando de espaldas a ti, recorriste mi cuello con tus labios. Mis oídos descubrieron sensaciones nuevas, llegando a un clímax inexplicable. Tu sexo crecía más y más al roce de mi piel. Voltee a ti y mis brazos y piernas te rodearon recibiéndote en un apasionado abrazo. Sentí la frescura de la tierra y la incandescencia de tu piel mientras tu espada lentamente fue incrustándose quedando aprisionado en mi deseo.