Relax Barcelona

Anuncios de relax en Barcelona

Soy Gabriele, una rubia brasileña muy caliente, mis curvas y mi actitud te envolverán en un clima de sexo que te encantará. Soy guapa y muy caliente en la cama. Para mí es un placer tener sexo con hombres, me gusta como a ti la variedad y la calidad. Si quieres pasar un rato conmigo y disfrutar de verdad, llámame y quedamos. El sexo anal tiene suplemento.

Como verás, a traves de mi dedicación al arte de la seducción y mi entrega completa en cada encuentro, te puedo asegurar que el tiempo que compartiremos será un encuentro de relax y sexo inolvidable. No dudes más, visítame y disfruta del más delicioso relax en Barcelona.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Relax Barcelona

Clasificados relax

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios Salidas a hoteles y domicilios - Sado erótico - Modelos - Scorts de alto standing - Azafatas - Prostíbulos - Contactos eróticos - Señoritas de compañía - Casas relax - Apartamentos por horas - Chicas de compañía - Burdeles - Anuncios de sexo - Prostitutas de lujo - BDSM - Locales de intercambio - Tantra - Saunas eróticas - Masajes eroticos - Chicas de alterne - Agencias de escorts - Callgirls - Clubs de alterne - Clubes de relax - Pisos de relax - Putas de lujo - Putas a domicilio - Damas compañía - Escorts independientes - Acompañantes de lujo - Call girls -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios Batman - Jobe y el amor - Gran via 532 - La Estrella - Comendadoras - Baronet - Pub Aribau 240 - Medea - Paraíso Privee - Nice - Dollar Club - Enigma - Club Lexis - Club Romaní - Cuore Cabaret - Aribau 64 - Bacarra - Showgirls - La vie en Rose - Cotton Club - Hot Madrid - President - New Aribau - Club Eros - Charlie Club

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. Eso si, evidentemente esa no estaba siendo mi mejor noche en cuanto a levante y es por eso que al final para no dejarla solita ahi y para no quedarme parado mirando como los demas bailaban y se divertian la agarre agus de la mano y la lleve a la pista, "dale vamos a la pista que esto se puso buenisimo", le dije y ella acepto, seguramente en ese momento no era lo que hubiese imaginado como una noche de gran diversion, pensaba: uh!, ahora tengo que bailar con mi hermana, que "divertido", pero bueno en ese instante no habia opción y no iba a quedarme sentado, asi que estuve toda la noche bailando con mi hermana, que tampoco habia encontrado hasta ahí a algun pibe que realmente le gustara para salir a bailar, con el correr de la noche a agus ya se le iba notando el alcohol. Nosotros lejos de hacernos drama por no haber encontrado a alguien interesante, bailabamos y nos divertíamos como nunca. Eramos una gran pareja en la pista. Finalmente Estabamos disfrutando de la compañía del otro.

2. Yadira se puso en pie y le besó con pasión dejándole a mitad del beso, sediento de ella. Se apartó un poco para que él pudiera verla y deslizó la tela por sus hombros dejándola caer al suelo con un suave susurro y se quedó allí, quieta, desnuda frente a él, dejándole recorrerla con sus ojos, comérsela con la mirada. El pene de él se hinchó un poco más con la exquisita belleza de su desnudez; los pezones de ella se endurecieron volviéndose de un tono rosa oscuro y contrastando con la blanca piel de sus pechos y su entrepierna. Hacía frío en los calabozos, y la piel se le puso de gallina, pero aún así le dejó mirarla hasta que su propia calentura no le dejó más remedio que pasar a la acción. Soltó las cadenas liberando sus brazos, no así sus manos que seguían unidas entre sí por unos 40 centímetros de cadena. Él quiso tomar el control, pero ella se lo impidió, le tomó de los cabellos y le obligó a bajar el rostro hasta sus pechos.

3. Cuando agus empezó a convulsionar con su acabada, puse su cabeza en mi cuello para poder metérsela un par de veces más hasta el fondo, sintiendo mi pija más exitada que nunca. Cuando senti que se venia aquella fuente de vida, blanca y espesa, abundante y avanzando rápidamente, le avise rapidamente a agus que iba a acabar; a lo que ella se me adelanto y me pidio que acabara en su boca; si estaba a mil revoluciones por segundo eso me acelero aun mas, ella sin saberlo estaba cumpliendo una de mis fantasias no cumplidas, acabar en la boca de una chica, y que mejor, era todo completito, iba a cumplir mi fantasia, la chica era mas que hermosa y encima era mi propia hermana Agustina... No me tarde mucho mas y acabe en la hermosa boquita de agus, la sensación creo que sera inigualable, el placer fue indescriptible, ver a agus llenarse la boca con mi semen fue lo maximo... y la imagen de ella mirandome directo a los ojos mientras me chupabala pija llena de semen jamas se borrara de mi mente, fue sublime! Luego la levante y la bese salvajemente, sin dudas ese será el beso mas maravilloso y exitante de toda mi vida, nos besabamos de manera hambrienta entrelazando nuestras lenguas llenas de mi semen, y en un pequeño momento de despegue nos volvimos a mirar a los ojos y con nuestras bocas chorreando semen me dijo: "te amo Alejandro", "Te amo Agustina" le dije yo, y nos volvimos a besar hasta quedarnos sin aliento...

4. Notas fluidas de jazz creaban un ambiente sensual, nos abrazamos por un largo rato percibiendo aromas y sintiendo nuestros cuerpos. Tu cadera estrecha y el roce de tus dedos me invaden con deseos de lujuria. -beso tu cuello sintiendo la delicadeza de tu piel, su finura- beso tus mejillas y unimos nuestros labios, esos labios carmin que me hipnotizan-introduzco mi lengua en tu boca hasta fundirlas- me encantan tus besos. Con delicadeza recorro tu cara, tus hombros deslizandome con cuidado hasta tu cintura. Deslizo mi mano hasta abrir el cierre de tu vestido, acaricio tu espalda, paso mi lengua por ella notando tus reacciones, saboreo tu piel y me excita. Me siento detras de ti y observo cada curva de tu cuerpo, eres hermosa y una diosa de mujer. Beso tu cuello mientras recorro tus piernas con ternura, pequeñas mordidas tersan tu cuerpo. Deslizo el vestido por tus hombros hasta descubrir tus senos cubiertos por un sosten de tela fina. Los recorro al tiempo que te muerdo con mayor fuerza. Noto que el contacto con el aire ha endurecido tus pezones y los recorro con mi dedos. Desabrocho tu sosten y dejo esos pechos al aire, los masajeo, los admiro.