Pisos relax Madrid

Agencia de contactos en Madrid

Hola. ¿Ya conoces la diferencia entre una masajista y una auténtica maestra del masaje erótico? Ven a conocerme y te lo explico. Me llamo Irea y soy una sensual y excitante escort española que ha hecho del masaje erótico un auténtico arte. Mi mirada provocativa y juguetona y mis curvas preciosas y elegantes, unidas a mi trato pícaro e inteligente, hacen de mí una mujer muy especial, la compañía anhelada por todo hombre que quiera gozar de una velada inolvidable junto a una auténtica diosa del placer. Telefonea a mi agencia y pregunta por mí. ¿Te apetece disfrutar de una ducha conmigo? ¿Te apetece sentir el agua caer sobre tu piel mientras ésta se pega a la mía? Conmigo cada beso y cada caricia se convierten en una experiencia única. Y es que, para mí, cada uno de mis besos y cada una de mis caricias sólo tienen una razón de ser: la de hacerte gozar como nunca hasta ahora lo hayas hecho. De ti depende disfrutar de una experiencia así. No me falles.

Comparte intimidad conmigo y disfruta de mi cuerpo en el piso de mi agencia donde tendremos el mejor relax ... estaré encantada de complacerte al máximo. Mis servicios a través de mi prestigiosa agencia de relax en Madrid.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Pisos relax Madrid

Locales y clubs de alterne

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios Escorts independientes - Putas de lujo - Scorts de alto standing - Sado erótico - Clubes de relax - Acompañantes de lujo - Masajes eroticos - Pisos de relax - Call girls - Modelos - Salidas a hoteles y domicilios - BDSM - Chicas de compañía - Callgirls - Burdeles - Apartamentos por horas - Anuncios de sexo - Casas relax - Azafatas - Agencias de escorts - Damas compañía - Clubs de alterne - Saunas eróticas - Chicas de alterne - Prostíbulos - Contactos eróticos - Prostitutas de lujo - Locales de intercambio - Putas a domicilio - Señoritas de compañía - Tantra -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios Club Riviera Castelldefels - Platinum - Medea - Casanova 59 - Nice - President - Enigma - Pretty Woman - La vie en Rose - Club Free - New Tuset - Showgirls - Paraíso Privee - Charlie Club - Pub Aribau 240 - Cotton Club - Club Eros - Sauna Yuma - Azul - Thermas - Sauna Cristal - Saratoga - Nyoman - Dollar Club - Club Romaní

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. Caí rendida ante ti, reuniéndose dulcemente nuestros cuerpos. El momento era perfecto, las flores, ese cielo repleto de estrellas, la luna inundándonos de fosforescencias, el aire cálido y suave rodeándonos, tu cuerpo y el mío, aun entretejidos. Cerré los ojos y sin darme cuenta, me perdí en la oscuridad. ¡Desperté sobresaltada en la madrugada y tú no estabas a mi lado! Tristemente me di cuenta que solo había sido un sueño, no obstante tu estabas por llegar, así que apresuradamente me vestí, con la esperanza de que mi sueño se hiciera realidad, y quizá... ¡Yo ayudaría a que eso pasara!

2. Finalmente llegaria el momento clave de la noche. En un momento del baile agus se despega un poco de mi y me dice: "que linda noche estamos pasando ale, nunca me hubiese imaginado que la iba a pasar tan bien en un boliche sola con vos... Gracias por hacerme la pata, sos el mejor hermano del mundo, te re quiero" e inmediatamnte luego de eso se acerco a mi y me dio el habitual besote en la mejilla, pero este no seria un dato importante de no ser porque detras del beso en la mejilla ocurrió lo inesperado, ella se volvio hacia mi y esta vez me dio un pico. Me dejó helado!, no sabia que hacer ni que decir, me habia sorprendido totalmente, mi acto reflejo fue preguntarle con voz entrecortada: "¿que haces agus?" a lo que ella respondió sin complejos: "nada, te di un piquito nada mas" "¿que hay de malo? ¿acaso no se dan piquitos entre amigos hoy en dia?" "no te enojes ale, lo hice de onda, nos queremos, la estamos pasando re lindo y no hay nadie que nos conozca aca, no veo cual podria ser el problema"... Yo no sabia que hacer, por un lado si tenia alguna intención de que pasara algo entre nosotros ese era el momento para tirarme el lance, pero a la vez me confundia con su actitud de "no paso nada, es normal"... pasados algunos segundos volvi a tomar coraje para hablarle y le dije: "tenes razón, no hay nada de malo" a lo que le siguio un abrazo muy tierno, este duro varios segundos pero les juro que para mi fueron una eternidad porque en esos segundos estaba tomando la desición que podria arruinar mi vida y mi relación con agustina para siempre...

3. Hubo un tiempo, unos años atrás, que ella dudaba respecto a su forma de vestir, y optó por la informalidad, por la mediocridad, por no querer llamar la atención. Le asqueaba, en ese período, que un hombre desconocido pudiera tener pensamientos impuros con ella por el simple hecho de verle más campo de piel desnuda. Pero eso ya quedó atrás, ya no se preocupaba por ello, ahora todo resultaba un juego más, un juego de pareja. A ella le encantaba sentirse observada, teniendo la confianza de su novio; él adoraba jugar de ese modo junto a Mónica, sabiendo con seguridad que ella le era totalmente fiel. Habían llegado a un punto de la relación que no había secretos entre ambos, no había lugar a ello, la confianza era total, y si alguna vez sucediera algo, se lo contarían enseguida.

4. Subes a mi habitación, ya sabes el camino, te miras en el espejo del primer descanso, aseguras que todo este en su lugar, el maquillaje, tu peinado, las ropas que llevas puestas. Pienso para mí: agradezco la gentileza de venir tan bella hoy, me siento culpable de saber que tendré que descomponerlo. Una vez en la alcoba, mis manos te toman por la cintura, acercan tu cuerpo al mío, me gusta sentir tu piel, oler tu cabello, acariciar suavemente tus mejillas las cuales comienzan a sonrojarse. Una sonrisa sale de tu boca, esa mirada me hipnotiza, no me cansaría nunca de perderme en ella. Te beso apenas rozando tu labios, mordisqueo un poco tu barbilla, recorro el contorno de tu rostro con mi dedos hasta donde nace tu cabello y voy de vuelta. Beso tu cuello hasta al pabellón de tu oreja, mi lengua lame, se introduce, inquieta y atrevida.