Pisos relax Barcelona

Agencia de contactos en Barcelona

Alguien lo cantó. Hay mujeres que llevan la provocación pintada en el rostro. Yo soy de ésas. Quienes me conocen dicen que siempre estoy pidiendo guerra. No diré que no. Me apasiona el sexo y me vuelvo loca de placer practicándolo. Aunque, si he de serte sincera, nada me enloquece más que ver en el rostro de mis amantes el rictus del deseo y la expresión del placer. Ahora mismo, sin ir más lejos, pienso en tu rostro al llegar al éxtasis y en todo el camino que podemos recorrer para llegar a él y, ¿qué quieres que te diga?, siento cómo un fuego incontenible me trepa piernas arriba. Me llamo Sabina y soy una joven y ardiente escort latina, una teen colombiana con una sedosa piel de color canela, unos bellos y sensibles pechos naturales y una mirada capaz de derretir de deseo al hombre más frío. Maestra del beso y diosa de la caricia, yo te llevaré a las fronteras más lejanas del placer. ¿Te apetece iniciar esa excursión? Sólo debes hacer dos cosas: telefonear a mi agencia y preguntar por mí. Estaré encantada de conocerte.

Una chica que te ofrece un increíble relax y sexo de lujo en un magnífico piso lleno de buenos servicios. Porque además de ser bonita, también soy muy ardiente y morbosa, cosas que podrás comprobar entre mis sábanas ... Ven a descubrirme a mi lujoso piso relax en Barcelona.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Pisos relax Barcelona

Locales y clubs de alterne

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios Chicas de alterne - Salidas a hoteles y domicilios - Contactos eróticos - Damas compañía - Casas relax - Clubes de relax - Callgirls - Clubs de alterne - Tantra - Burdeles - Agencias de escorts - Pisos de relax - Acompañantes de lujo - Putas de lujo - Azafatas - Call girls - Anuncios de sexo - Modelos - Chicas de compañía - Escorts independientes - BDSM - Masajes eroticos - Putas a domicilio - Sado erótico - Apartamentos por horas - Prostíbulos - Scorts de alto standing - Saunas eróticas - Prostitutas de lujo - Locales de intercambio - Señoritas de compañía -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios Jobe y el amor - New Aribau - Alexia - Paraíso Privee - Showgirls - Club Riviera Castelldefels - Bailen 22 - Casanova 59 - Cotton Club - Pretty Woman - Comendadoras - Sauna Yuma - Club Starlets - President - Equus - L´hibou - Aribau 64 - Basinger - Bacarra - La vie en Rose - Saratoga - Casanova59 - Club Lexis - Club Romaní - Baronet

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. Llegamos a la recepción del hotel, pedimos las llaves de su habitación porque era la que quedaba más cerca. Volamos por las escaleras con tal de no esperar el ascensor, al fin y al cabo era la primera planta. Entrar por la puerta y fundirnos en un abrazo y beso apasionado fue todo uno. La cogí entre mis brazos y me la llevé hasta la cama, allí la tumbé quedándome yo al final del lecho. Levantó las piernas ofreciéndome un pie, lo cogí y acerqué mis labios. Respiré y me vino un imperceptible aroma fresco procedente de ellos. Besé brevemente los pies pasando a meter sus dedos en mi boca. Lamí todos y cada uno de sus diez deditos, los tuve en mi boca el tiempo que quise mientras observaba la cara de satisfacción que tenía Laura. Empecé a subir por el empeine muy lentamente recorriendo con mi lengua cada recoveco de su piel, llegué a su muslo interior pasando por su rodilla. Ella estaba abierta de piernas con las rodillas dobladas y yo tenía mi boca junto a su ingle, podía oler su sexo a escasos centímetros. Subí mi cabeza para ver su cara y buscar su consentimiento. Ella se terminó de subir la falda que estaba ya casi subida y levantó la cadera invitándome a quitarle las preciosas braguitas negras que llevaba. Se las quité poco a poco, deleitándome en la visión su pubis, no se depilaba pero tenía su coñito arreglado perfectamente. Le bajé hasta los tobillos y sacó uno de los pies para poder abrir las piernas. Nada más hacerlo me abalancé con ansia sobre su vagina. Chupé con voracidad sus labios mayores buscando con mi lengua la entrada de la vagina. Ella de mientras se quitó la parte de arriba quedando completamente desnuda, yo lo intentaba pero con mi cara hundida entre sus piernas no podía apenas quitarme una sola prenda. Casi me asfixiaba pero me moría de placer, solo escuchar como suspiraba Laura me llevaba a empujar mi lengua lo más dentro posible, separé mi cara para tomar aire y me desnudé como pude.

2. Entre en la habitación, te encontrabas de espaldas, secando las pequeñas gotas de agua en ti, disfrute observando tu cuerpo varonil, tu enorme espalda, tus nalgas duras y apretadas, sentiste mi mirada y giraste suavemente para dedicarme una sonrisa, tenias algo de prisa te esperaba un día de arduo trabajo en la oficina, pero yo no estaba dispuesta a que te fueras tan pronto, insinué que tenia una sorpresa que no podía esperar, te quedaste pensando que posición tomar, me acerque a ti y te brinde mi boca, me diste un beso rápido y me dijiste "en la noche", pero yo busque tu sexo mientras introducía mi lengua en tu boca, sentí tu indecisión, mis manos son expertas en tu cuerpo, inmediatamente sentí la respuesta a mis caricias, baje hasta él y lo recorrí dejándolo completamente húmedo y lleno, mientras mis manos recorrían tus nalgas con la yema de los dedos, mis dedos buscaron tu raja sorprendido las apretaste, pero yo inmediatamente absorbí tu verga con mi boca y poco a poco la tensión fue disminuyendo.

3. Yo me dejaba amar, abriste mis piernas suavemente buscando la humedad de mi ser, haciéndome estremecer. Sentí como entrabas suavemente llenándome plenamente, mis piernas te abrazaban, te atraían a mí. Tomaste mis manos y las llevaste hacia arriba, tu boca recorría mi cuello, me sentía indefensa, no sabia que hacer o que decir, solo quería complacerte. Tu cuerpo y el mío se acoplaron perfectamente. Recorriste mi cuerpo de principio a fin y mi boca hizo lo mismo con el tuyo, lamiéndolo completamente. Disfrute de tu sabor en mi boca e hice arder tu cuerpo en cada contacto. Conocí todo tu cuerpo, cada parte de tu ser, aun recuerdo tu mirada y todas esas caricias que inventamos entre los dos.

4. Yadira golpeó el agua con el puño y se irguió malhumorada de la bañera dejando caer el agua tibia por su cuerpo, que brillaba bajo el danzante baile de las llamas de las velas. Se echó una bata de fina seda negra sobre el cuerpo que, si bien la cubría por completo, era lo bastante fina como para dejar entrever lo que había debajo; así ataviada salió de su aposento en dirección a los calabozos. Necesitaba saberlo, necesitaba oírselo decir. Sus pies descalzos resonaron en la lóbrega piedra de la escalinata, con un gesto ordenó al soldado que estaba de guardia que se marchara y los dejara a solas, éste le tendió la llave y se alejó de allí sin hacer preguntas. Yadira hizo girar la llave en la cerradura y la puerta se abrió con un desagradable chirrido. Davor estaba allí, con los brazos en alto firmemente sujetos por argollas que colgaban del techo, le había quitado la armadura y ahora tan solo llevaba los calzones de cuero negro y las botas, su torso estaba totalmente desnudo y dejaba ver varias heridas del arma de Yadira. La mujer tuvo que hacer un esfuerzo para no correr a liberarlo, se encaró con él haciendo gala de su gesto más indiferente, aunque él sabía que el fuego ardía en su interior.