Contactos Valencia

Relax con escorts y acompañantes de lujo

Hola soy Regina una joven extranjera muy elegante, educada, con buenos modales y muy pasional. Me gusta vestir de acuerdo con la ocasión, con lencería fina, zapatos de tacón y un maquillaje sutil y sexy. Soy como me ves en mis fotos, pequeña, pecho natural, cuerpo proporcionado, tonificado y cuidado en el gimnasio. Mi piel es muy blanca y suave, cabello rojizo largo hasta las caderas. Mi personalidad es cálida, natural, extrovertida y positiva. Me gusta hablar y también escuchar. Mis citas favoritas son aquellas que empiezan con una cena ligera, vino, risas y una charla espontánea donde puede comenzar a surgir la complicidad. Mi educación y saber estar me convierten en la compañía ideal para cenas, fiestas o cualquier tipo de actividad. Siempre estaré a la altura de la situación y te haré sentir cómodo en todo momento. En mis aventuras como acompañante busco siempre lograr una conexión sexual y humana. Considero que el sexo sabe mucho mejor cuando surge naturalmente y ambos podemos disfrutarlo al máximo como verdaderos amantes. En la intimidad no tengo reservas, amo la diversidad y siempre he sido una mujer libre en cuanto a mi sexualidad. También soy muy curiosa y estoy dispuesta a explorar fantasías, fetichismos, juegos de roles o tal vez algo más ... Me interesa saber sobre tus deseos y si está dentro de mis posibilidades hacerlos realidad. Ya sea nuestro encuentro un momento fugaz o una noche de placer te puedo asegurar que será una experiencia inolvidable. Mi disponibilidad para atender llamadas no siempre es la deseada, así que prefiero que contactes conmigo a través de un mail o un whattsapp.

Si te gusta mi perfil o prefieres buscar más escorts en Valencia, puedes encontrar en mi anuncio muchas más chicas de compañía. Te garantizo exquisitos contactos en Valencia.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Contactos Valencia

Masajes eróticos y sexo

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios Escorts independientes - Putas de lujo - Agencias de escorts - Call girls - Prostíbulos - Sado erótico - Azafatas - Anuncios de sexo - Prostitutas de lujo - BDSM - Pisos de relax - Locales de intercambio - Putas a domicilio - Tantra - Modelos - Clubes de relax - Chicas de compañía - Chicas de alterne - Señoritas de compañía - Scorts de alto standing - Contactos eróticos - Casas relax - Masajes eroticos - Salidas a hoteles y domicilios - Damas compañía - Callgirls - Acompañantes de lujo - Clubs de alterne - Saunas eróticas - Burdeles - Apartamentos por horas -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios Cotton Club - Club Lexis - L´hibou - La Estrella - Bailen 22 - Enigma - Bacarra - Nyoman - Comendadoras - Club Barbie - Paraíso Privee - O´Dely - Club Eros - Gran via 532 - Casanova59 - Platinum - Eden - Nice - Club Free - Agencia Sexy Nights - La vie en Rose - Baronet - Charlie Club - Kissme - Tuset Barcelona

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. Tu boca fue recorriendo una línea invisible, guiándote hasta mis labios húmedos deseosos de ser besados. Tu lengua ardiente jugueteaba en mi botón, mi cuerpo se excitaba provocando que mis ojos se cerraran y disfrutaran de aquellas deliciosas sensaciones. Tu lengua iba y venia adentrándose en mi; bebías y saboreabas mis líquidos, deleitándote con mi miel. Besaste mis muslos, mis rodillas, recorriste mis piernas completamente. Me diste la vuelta y quedando de espaldas a ti, recorriste mi cuello con tus labios. Mis oídos descubrieron sensaciones nuevas, llegando a un clímax inexplicable. Tu sexo crecía más y más al roce de mi piel. Voltee a ti y mis brazos y piernas te rodearon recibiéndote en un apasionado abrazo. Sentí la frescura de la tierra y la incandescencia de tu piel mientras tu espada lentamente fue incrustándose quedando aprisionado en mi deseo.

2. Cuando dejo de convulsionarme, me coges en brazos, entramos en la habitación y me depositas en la cama. Te desnudas mientras te observo. Me encanta ver como te desvistes para mí, lo haces despacio, demorando el momento, haciendo que me impaciente, hasta que por fin tu sexo erecto, aparece ante mí y acerco mi boca a él para venerarlo, sentándome en el borde de la cama. Tú estás de pie frente a mí, acaricias mi mejilla y yo abro la boca, la cierro sobre tu miembro erecto y empiezo a chuparlo con mucha delicadeza. Me encanta deleitarme en su sabor, sentir como resbala por mi boca, entrando y saliendo de ella, sentir la suavidad de tu piel y el calor. Muevo la lengua serpenteando alrededor de tu miembro viril, acaricio su piel con los dientes. Tus manos se posan sobre mi cabeza, deshacen el moño que me hice antes de salir y dejas caer mi pelo largo y liso sobre mis hombros, enredas tus dedos en él y diriges los movimientos. Te observo, tus ojos están cerrados, sé que estas disfrutando, que te encanta sentir mi boca caliente y húmeda alrededor de tu sexo. Y a mí me encanta saborearlo. Cada vez gimes más fuerte, por lo que haces que me detenga, me acuestas sobre la cama. Te arrodillas frente a mí, separas mis piernas, coges las braguitas por la goma y tiras hacía abajo, quitándomelas con lentitud, mientras besas mis piernas sensualmente. Dejas las bragas a un lado y asciendes beso a beso por mi pierna derecha hasta la ingle, luego repites la operación con la izquierda, yo te miro expectante, y tras eso, acercas tu boca a mi sexo, sacas la lengua y lames. Mi cuerpo se tensa al sentir ese contacto y empiezas a chupar mi clítoris, a lamerlo, a idolatrarlo haciéndome retorcer de gusto y deseo. Tu lengua se enreda en mis labios vaginales, se introduce en mi oscuro agujero y un nuevo gemido escapa de mi garganta. Te deseo y sé que me deseas, necesito tenerte dentro de mí, dejar que la luna derrame su luz sobre nuestros cuerpos mientras se une en un baile de pasión. Por eso, no demoras más el momento. Te levantas, te pones sobre mí, me miras a los ojos profundamente, sonríes y siento como tu sexo entra en el mío despacio, con calma, hasta llenarme completamente. Y nos quedamos así, unidos unos segundos, quietos, mirándonos, sin decirnos nada. Sólo sintiendo el calor de nuestros cuerpos.

3. Cayó sobre mí. Su espalda contra mi pecho. Se desplazó dándome la espalda y se dejó caer sobre un costado. El silencio invadía la habitación del hotel. Alcancé a coger la sábana para tapar nuestros cuerpos desnudos. Ella seguía dándome su espalda, la abracé por detrás y le besé tiernamente en el cuello y la nuca. Mi mano se desplazó por su vientre hacia arriba hasta coger un pecho. Ella besó mi otro brazo que le ejercía de almohada. Nos dormimos. A la mañana siguiente desperté junto a ella tal cual nos habíamos acostado. Era tarde, mi reunión de la mañana estaba echada a perder. Cogí mi teléfono móvil y llamé a la empresa diciendo que me encontraba mal y que aplazaría la reunión para el lunes siguiente. Ella despertó. Me miró marcando una sonrisa en su preciosa boca. –Me has despertado.- lo pronunció con un tono suave y melodioso, no de reproche. Alargó la mano hasta su teléfono móvil y se dispuso a poner la misma excusa a su compañía. Después de cinco minutos de charla con su secretaria colgó el teléfono. Para entonces yo me encontraba a su lado dispuesto a pasar el mejor fin de semana que jamás haya tenido persona alguna.

4. Al pararme noto que tengo una ereccion como nunca- y no es para menos- beso tus labios y recorro tu pecho admirando esos senos preciosos coronados por un pezon grande, los recorro con mi lengua y mis dientes, tu respiracion aumenta al igual que mi excitacion. Los lamo con determinada pasion los muerdo cada vez mas fuerte y a mayore velocidad. Beso tu vientre y paso mi lengua lentamente por tu ombligo y retiro el vestido pòr completo. Llevas una tanga deliciosa nunca te desee como ahora arranco lo demas de turopa y recorro el calor de tu entrepierna, el olor me cautiva y me excita aun mas.