Contactos Mallorca

Relax con escorts y acompañantes de lujo

Escort de belleza natural, de ojos azules que te dejarán impactado. Rubia, de piel suave, fresca y hermosa. Poseo muy buen carácter y mucha energía positiva. Mi pasión y sensualidad te cautivarán y seducirán, te haré perder el sentido con mis caricias y mis besos, que se grabarán en tu memoria convirtiéndose en un recuerdo que no podrás olvidar. Desearás volver a mis brazos una y otra vez.

Si te gusta mi perfil o prefieres buscar más escorts en Mallorca, puedes encontrar en mi anuncio muchas más chicas de compañía. Te garantizo exquisitos contactos en Mallorca.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Contactos Mallorca

Masajes eróticos y sexo

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios Sado erótico - BDSM - Modelos - Clubes de relax - Tantra - Salidas a hoteles y domicilios - Casas relax - Scorts de alto standing - Saunas eróticas - Callgirls - Locales de intercambio - Señoritas de compañía - Masajes eroticos - Pisos de relax - Call girls - Anuncios de sexo - Contactos eróticos - Chicas de compañía - Burdeles - Escorts independientes - Agencias de escorts - Chicas de alterne - Clubs de alterne - Acompañantes de lujo - Apartamentos por horas - Putas a domicilio - Prostitutas de lujo - Prostíbulos - Damas compañía - Azafatas - Putas de lujo -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios New Aribau - Club Starlets - Club Riviera Castelldefels - Tuset Barcelona - Agencia Sexy Nights - Showgirls - Platinum - Club Free - Bailen 22 - Habana - Pub Aribau 240 - Baronet - Nice - Casanova59 - Saratoga - L´hibou - La vie en Rose - Casanova 59 - Sauna Cristal - Charlie Club - Club Lexis - Equus - Sauna Yuma - Medea - President

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. Entro en la habitación, ésa que decoraste especialmente para nuestros apasionados encuentros, con telas de color rojo, tanto en las cortinas como en la ropa de cama e incluso vistiendo las paredes de telas de raso rojas. Tú me sigues, abro el balcón y salgo para observar la luna, apoyada sobre la baranda elevo mis ojos al cielo. Te acercas a mí, me abrazas por detrás, pegas tu cuerpo al mío y noto tu sexo erecto sobre mi culo. Siento tu boca sobre mi nuca, la besas suavemente y mi cuerpo se estremece. Ninguno de los dos dice nada, los sentidos, los gestos, hablan por nosotros. La luna nos observa desde su azul firmamento. Tus manos se posan sobre mis caderas, las acaricias con suavidad, mientras sigues besando mi cuello, en un dulce camino hasta mi hombro derecho, que muerdes suavemente, mientras tus manos acarician mi vientre y suben la falda del vestido, para acariciar mis muslos apaciblemente.

2. Te exigí que entraras en mi, formar un solo ser, llegar a la mas profunda unión de dos seres, mis labios inflamados estaban dispuestos a recibirte, sentí tu sexo duro, palpitante entrar poco a poco, llenar completamente mi espacio; tu cadera y la mía danzaron al mismo compás, mientras recorrías con tus manos cada pliegue de mi piel, el vaivén iba creciendo mas y mas a cada segundo, eras dueño del momento, cabalgabas lujurioso mi cuerpo y buscaste la manera de satisfacer mis anhelos inventando piruetas. Cerré mis ojos y concentre todo mi pensamiento en las sensaciones que estaban a punto de estallar, de repente nuestros cuerpos llegaron al espasmo, temblando involuntariamente, tu cuerpo lánguidamente cayo entre mis brazos, te estreche fuertemente tratando de fundir tu cuerpo al mío, disfrutando cada instante de ese dulce regalo, bese tu cara, tu sudor se mezclo al mío y por fin pude preguntar: ¿Cómo te llamas?

3. Como a las tres de la mañana, mientras bailábamos, algo cambió en mi, de repente empecé a mirar a Agustina como nunca antes lo había hecho. Si bien varias veces habiamos salido a bailar siempre ibamos con amigos y como es logico yo no iba a los boliches para bailar con mi hermana. Si a lo largo del tiempo habiamos bailado algun que otro temas juntos alguna vez, pero no era costumbre, y mucho menos estar toda una noche bailando juntos lo que conlleva logicamente a tener cierto contacto fisico. El hecho es que no estaba mirando a Agustina como mi hermana de sangre que era, sino como la hermosura de mujer que es. Su hermoso pelo castaño, sus labios insinuantes, su piel trigueña, su alegría, su frescura, su dulzura y su hermoso cuerpo. Pero ella estaba tan entregada al baile y la diversion que no lo notó.

4. En la parte superior llevaba una sencilla pero gustosa camiseta de tirantes, que dejaba a la vista de todas las miradas su ombligo, y la estrechez de la misma hacía a su vez de sujetador de unos pechos excepcionalmente sugerentes, generosos en su tamaño, y sensualmente voluptuosos. Su pelo, de un negro intenso, era largo y liso, cayéndole por sus hombros y su menuda espalda, y era inusitadamente suave, tal como se podía apreciar al menor movimiento de su cabeza. Su cuerpo era excepcional, quizá no mejor que el de muchas otras chicas que se creían en inferioridad, pero sabía como realzarlo y como sacar el máximo partido a sus curvas. Resultaba enormemente provocativa, simplemente con verla a lo lejos, y ella era plenamente consciente que su cuerpo era objeto de deseo sexual para la mayoría de los hombres con que se cruzaba.