Contactos Mallorca

Relax con escorts y acompañantes de lujo

Hola. La sensualidad, el erotismo, la pasión, la alegría … Cualquiera de estas palabras puede servir para describir a una mujer brasileña. Yo, como buena brasileña, cumplo todas ellas. Eso me convierte en una escort muy especial, el bombón que todo hombre quisiera tener en su boca. La mía puede hacer muchas cosas por ti. Todas las que puedas imaginar y, quizás, alguna más. Y es que soy una mujer sin barreras, una joven de fantásticas curvas y pechos impactantes que desconoce el significado de la palabra tabú. Me llamo Tila y, como la infusión que lleva mi nombre, soy el mejor relajante que existe. Eso sí: para alcanzar ese relax del que te hablo deberás pasar por una fase de altísima excitación. La sentirás cuando mis ojos te miren, cuando estés entre mis brazos, cuando recorras mis curvas y mi piel de seda, cuando mis labios se paseen por tu cuerpo, cuando mis manos te colmen de caricias… Imaginativa como soy, y muy juguetona, haré que poco a poco esa excitación vaya en aumento. Como hombre experimentado que eres ya sabes lo que sucede cuando la excitación no deja de crecer: que al final todo estalla en un fantástico y orgásmico éxtasis de placer. Lo que seguramente no sabes es hasta qué punto ese placer puede ser intenso cuando es una mujer como yo quien te conduce hacia él. Ahora puedes descubrirlo. Basta con que me llames. Hazlo cuanto antes.

Si te gusta mi perfil o prefieres buscar más escorts en Mallorca, puedes encontrar en mi anuncio muchas más chicas de compañía. Te garantizo exquisitos contactos en Mallorca.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Contactos Mallorca

Masajes eróticos y sexo

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios Modelos - BDSM - Prostitutas de lujo - Apartamentos por horas - Anuncios de sexo - Tantra - Clubes de relax - Clubs de alterne - Casas relax - Callgirls - Azafatas - Masajes eroticos - Salidas a hoteles y domicilios - Scorts de alto standing - Contactos eróticos - Agencias de escorts - Damas compañía - Chicas de alterne - Sado erótico - Prostíbulos - Acompañantes de lujo - Putas de lujo - Burdeles - Call girls - Señoritas de compañía - Locales de intercambio - Pisos de relax - Escorts independientes - Chicas de compañía - Putas a domicilio - Saunas eróticas -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios President - Batman - Sauna Yuma - Casanova 59 - Showgirls - Agencia Sexy Nights - O´Dely - Sauna Cristal - Club Lexis - Hot Madrid - Basinger - Club Free - Habana - Charlie Club - Enigma - Comendadoras - Bacarra - Gran via 532 - Nyoman - Club Barbie - Jobe y el amor - Dollar Club - New Tuset - Cotton Club - Club Riviera Castelldefels

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. Estuve un rato tomando el sol boca arriba, cuando me aburrí de esa postura me di la vuelta, ella seguía leyendo, me armé de valor y le dije: -Un libro muy interesante, una autentica obra maestra.- Giró su cabeza y me miró a los ojos. Con una calida voz suave me respondió: -Sí es muy interesante, la verdad es que se agradece tener un libro entre manos cuando se pasa tanto tiempo sola de aquí para allá.- Le pregunté que como es que pasaba tanto tiempo sola y me respondió que se debía a que trabajaba como ejecutiva de una multinacional y se pasaba el día de viaje. Poco a poco la conversación se fue animando. Me dijo que se llamaba Laura. Mientras hablábamos no podía evitar que mi mirada se dirigiera de continuo a sus pies, eran preciosos. Nos levantamos y nos dirigimos al bar de la piscina. Seguimos nuestra conversación, ella se dio cuenta de que me fijaba en sus pies. En un momento dado me miró a los ojos fijamente y cruzó las piernas sobre la banqueta del bar de tal manera que su pie descalzo pegaba sobre mi muslo interior. Seguí la conversación como si nada, intentando evitar su mirada porque me dejaba el alma congelada. Estuvimos toda la tarde hablando, cogimos confianza. Nos caímos tan bien que decidimos quedar para ir a cenar por la noche. Le dije que iríamos a un restaurante que conocía de cuando tenía reuniones de negocios, era del estilo de la nueva cocina, pertenecía a un destacado alumno de la escuela de Ferrán Adriá. Quedamos a las nueve y cada uno se retiró a su habitación a ducharse y vestirse.

2. Tu no querías parar ahí, te apetecía hacerme gozar y yo deseaba que me hiciese gozar. Mientras besabas mi cuello tu mano recorrió mi cuerpo hasta llegar al bulto que había en mi entrepierna, te aferraste a el con fuerzas, con intenciones de no dejarlo escapar, como si tuviera intención de irse, pero ni mucho menos, solo quería sentir tus caricias y no la hiciste esperar, desabrochaste los botones de la cremallera del pantalón y metiste la mano dentro para encontrarte un miembro duro por toda esta maravillosa situación. Tampoco dejabas de besarme el cuello y la boca mientras tocas mi polla, empiezas a desabrochar los botones de mi camisa y mientras haces eso también me besas el pecho dando en mis pezones mordisquitos leves que producen placer, pero tu nunca sueltas el miembro. Tocas la polla y los huevos, sabes lo que haces se nota que no es la primera vez que masajeas esa parte del cuerpo de un hombre, me encanta la sensación esa de saber que as tocado y estado con algún otro y que me prefieres a mí, ser el elegido por ti me excita.

3. Cuando desperté el estaba besando mi frente, mi nariz, mis mejillas. Yo lance un entrecortado suspiro y pensé que era la sensación mas deliciosa que hasta ese instante había podido disfrutar. Sus manos recorrieron mis cabellos, nuca, descendieron por mi espalda y descansaron en mis nalgas......Ya en ese momento mi respiración empezó a hacerse mas profunda y mis senos se mostraban endurecidos bajo la sabana. Yo también lo bese, imitando el trayecto por el recorrido. Quise absorber su ser, fundirnos, hacernos uno, hombre y mujer, un solo cuerpo, una sola carne, un solo ser. Paradójicamente, disfrutando enormemente nuestras diferencias, el desigual relieve, montes, surcos, llanos y curvas de nuestra anatomía.

4. Mientras tanto sus manos recorren con vehemencia los contornos de mi cuerpo, su boca se posa en mi cuello y traza un trayecto lineal pasando por mi pecho hasta mi ombligo y aun mas abajo hacia ese lugar en el que hasta el momento nadie se había acercado. Su lengua roza el contorno superior de mi pubis y creo desfallecer ( recuerden que me había hecho una depilación brasileña ) de lo sensible que estaba en ese punto de mi femenino ser. Su nariz absorbe mi olor y me parece el gesto mas erótico que ojos algunos hayan visto. No sentí ni vergüenza ni nada, solo un inefable placer que me hacia gemir sin intermisión. Sus labios se apoderaron de mi ser y ya no pude pensar mas. Su lengua recorría mis pliegues, saboreaba mis fluidos y mis manos mientras estaban sobre su cabeza acariciándolo y a la vez urgiéndolo a que no parase ese el placentero tratamiento que me infligía. Hasta que por fin supe lo que era un orgasmo, lo que significaba que tu ser se fraccionara en miles de pequeñas porciones y luego se volvieran unir, encajando una en las otras como si fuese un rompecabezas. Sentía como mi cuerpo se contorsionaba causa de los temblores y lo abrace. El se recostó junto a mi y me beso. Su sabor y el mío se entremezclaban resultando, pecaminoso, embriagante como un néctar alucinógeno.