Contactos Madrid

Contactos profesionales de sexo

Hola. Las valquirias eran diosas de la mitología nórdica, deidades femeninas que combinaban una belleza casi etérea con una fortaleza propia de las mujeres más luchadoras y aguerridas. Valkyria, esta sensual escort venezolana de mirada turbadora y piel de seda, hace honor a su hombre. Es una mujer sensual y, al mismo tiempo, una verdadera guerrera del amor. Sus poderosos y atractivos glúteos la convierten en una guerrillera implacable. Hundirse entre ellos es el mejor destino que pueden encontrar todos aquellos caballeros que quieran ascender, al galope, hasta las cumbres más altas del placer. ¿Eres tú uno de esos caballeros? Si es así, no tardes en ponerte en contacto con Valkirya. Sus nalgas, sus labios y sus pechos te reclaman para hacerte sentir un hombre feliz y satisfecho. En el cuerpo de Valkyria, en esa maravilla ardiente y acogedora, conocerás el significado exacto de la palabra placer. Y quedará en tu memoria grabado para siempre.

Me gusta tener relaciones esporádicas de sexo, contactos eróticos con desconocidos, sexo sin complicaciones ni tabúes ... Conmigo tendrás asegurado los más deliciosos contactos en Madrid.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Contactos Madrid

Contactos con chicas

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios Clubes de relax - Putas de lujo - Anuncios de sexo - Prostitutas de lujo - Chicas de alterne - Scorts de alto standing - Damas compañía - Masajes eroticos - Sado erótico - Contactos eróticos - Saunas eróticas - Tantra - Pisos de relax - Call girls - Locales de intercambio - Prostíbulos - Agencias de escorts - Callgirls - Chicas de compañía - Casas relax - Acompañantes de lujo - BDSM - Azafatas - Escorts independientes - Apartamentos por horas - Clubs de alterne - Salidas a hoteles y domicilios - Burdeles - Señoritas de compañía - Modelos - Putas a domicilio -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios Enigma - Jobe y el amor - Club Riviera Castelldefels - Azul - Dollar Club - Casanova 59 - Hot Madrid - Gran via 532 - Cuore Cabaret - Sauna Cristal - New Tuset - Aribau 64 - Club Romaní - Saratoga - Charlie Club - Basinger - Sauna Yuma - Thermas - Tuset Barcelona - Club Starlets - Club Eros - Showgirls - Bailen 22 - L´hibou - Club Lexis

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. "esta noche es toda nuestra hermanito", me decia ella con voz entrecortada por la exitacion del momento. Entonces sin dejar de lamerla por todos lados, me moví a un costado de ella para poder introducirle el dedo pulgar de mi mano en su sexo que derramaba líquidos de dioses, y no sin antes acariciar ese precioso par de piernas que Dios le dio, Le introduje el dedo rápido ya que tenia apuro de lubricarlo con sus jugos para retirárselo lentamente y ahora introducir lentamente el dedo índice y medio en su sexo al mismo tiempo que le acariciaba el culo con el pulgar lubricado de tal manera que después de algunos minutos cuando empezó a acercarse su venida y para ayudarla, le metí el dedo pulgar dentro del culo y al sentirlo, se recargó, tratando de ayudar, dando cabida a ese instrumento de placer. Una ves que le introduje todo el dedo, con los otros dos que todavía estaban afuera, le acaricié el clítoris y para mi placer, sentí como agus se estaba viniendo, gimiendo, tratando de apretar mis dedos con sus piernas y tratando de recibir mi pulgar en lo mas profundo de su vagina, apoyándose únicamente con su mano derecha y con la izquierda obligándome a acercar mi rostro para regalarme el más húmedo de los besos de esa noche. No hace falta aclarar que fue la sensación mas extraña y exitante de toda mi vida, estaba tomando los jugos vaginales de mi propia hermana, estaba loco de amor por ella y estaba dispuesto a estar un año seguido en ese lugar haciendole el amor si hubiese sido posible.

2. Nos abrazamos fuertemente mientras me recostaba sobre la mesa, a la vez que volcaba las copas y el tipo del bar se iba, bajaron las luces y todo fue besos, caricias, quejidos, susurros de esos que te hacen temblar y, mi cuello, pobrecito del..... recibía los mejores besos que jamás a recibido. Mis senos, calientes de tantas caricias, salieron de mi sostén blanco tal cual fueran alimentar un bebe, y él, tiernamente, poso esos exquisitos labios en ellos, mientras una de sus manos se colaba bajo mi falda buscando mi secreto, ese que luego recibiría todo el fuego de aquel tipo desconocido. Después de aquel encuentro furtivo, y de tener sexo en un bar solo para nosotros dos, jamás volví a estar con él, ni siquiera supe su nombre, solo me quedo el lindo recuerdo de un macho riquísimo que me amó como si hubiera estado guardando esa pasión para mí durante mucho tiempo y al cual, mientras gemía disfrutando de tanto placer en medio de un desenfrenado mete y saca, desnudos sobre una mesa, mirándonos lujuriosamente, llamé Víctor.

3. Así que Mónica no llevaba ropa interior. No era algo inusual en ella, incluso antes de iniciar su relación con Marcos ya lo había probado en diversas ocasiones. Le gustaba sentirse liberada de esas pequeñas prendas, aunque también sabía usarlas con enorme conocimiento cuando la ocasión lo requería. Al levantarse aquella mañana de la cama, junto a su novio, Mónica se duchó y se dispuso a escoger la ropa que se pondría aquel día. Empezando con el morbo habitual entre ellos dos, le preguntó a Marcos, en un tono socarrón, que deseaba que se pusiera para vestirse. Él, acostumbrado ya a estas preguntas, le respondió desde el baño que no era necesario que se pusiera nada. Se refería a la ropa interior, por supuesto. Mónica, ni corta ni perezosa, le hizo caso, y se vistió tal como se encontraba en esos momentos en unos grandes almacenes.

4. Luego bajé sus piernas de mis hombros y rápidamente la abracé, pasando mi brazo izquierdo por encima de su hombro y nos volvimos a besar, no recuerdo haberme besado con una chica de la manera salvaje y sensual como lo hicimos esa noche con mi hermana agustina, recuerdo que nos comiamos vivos, ella dejaba escapar algo de su saliva y yo me la tragaba con un placer inconmensurable y viceversa, ella me pedia que dejara caer mi saliva por encima de sus labios para que ella la saborera primero con su lengua y despues nos besaramos salvajemente pasandonos nuestras salivas, no se, en otro momento y con otra persona me pudo haber parecido algo grotesco, pero con mi hermana estaba dispuesto a hacer TODO, e inclusive esto me exitaba mucho al hacerlo con ella.