Contactos Ibiza

Relax con escorts y acompañantes de lujo

Hola. ¿Quieres gozar de una maravillosa experiencia erótica junto a una excitante, bella y sensual escort? Ahora tienes la posibilidad de hacerlo. Olvídate del estrés de tu día a día, deja a un lado tus preocupaciones y ven a conocerme o, si lo deseas, déjame que me desplace a tu hotel o a algún apartamento por horas. Me llamo Maya y soy esa mujer que te va a hacer conocer el significado exacto de la palabra placer. Me encanta ser traviesa y proponer juegos eróticos que conviertan nuestro encuentro en algo lúdico y, por supuesto, muy placentero. Soy una apasionada de los besos y las caricias. Déjame que te cubra con ellos y que mis manos se paseen por todo tu cuerpo. Estoy seguro de que las tuyas están deseando recorrer el mío. Te puedo asegurar que no encontrarás en él nada que no sea natural. Llámame y no dudes en preguntarme cualquier duda que tengas. Te resolveré todas ellas. Mi voz será, para ti, la primera de mis caricias. Cuando pruebes todas las demás comprobarás que soy adictiva.

Si te gusta mi perfil o prefieres buscar más escorts en Ibiza, puedes encontrar en mi anuncio muchas más chicas de compañía. Te garantizo exquisitos contactos en Ibiza.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Contactos Ibiza

Masajes eróticos y sexo

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios Escorts independientes - Señoritas de compañía - Tantra - Saunas eróticas - Burdeles - Putas de lujo - Sado erótico - Contactos eróticos - BDSM - Modelos - Locales de intercambio - Masajes eroticos - Damas compañía - Clubes de relax - Call girls - Clubs de alterne - Salidas a hoteles y domicilios - Callgirls - Casas relax - Anuncios de sexo - Chicas de compañía - Apartamentos por horas - Scorts de alto standing - Agencias de escorts - Pisos de relax - Prostíbulos - Putas a domicilio - Azafatas - Acompañantes de lujo - Prostitutas de lujo - Chicas de alterne -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios Casanova59 - Casanova 59 - Jobe y el amor - Dollar Club - Bacarra - La Estrella - Club Barbie - Nice - Eden - Enigma - Club Free - Baronet - President - Habana - Pretty Woman - Equus - Nyoman - Club Romaní - Viladomat 208 - Pub Aribau 240 - Alexia - Club Eros - O´Dely - Tuset Barcelona - L´hibou

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. Tu cuerpo se tensaba pero no huías, moví mi cadera como tu me haz enseñado, tu verga hervía de emoción, te tome de las caderas y empuje la mía hasta el fondo, yo estaba empapada, mi sueño se convertía en realidad poseerte total y plenamente, acaricie tu espalda, la bese ,apreté tus nalgas, el vaivén iba en aumento, mientras tu removías tu sexo, seguí el compás de tus movimientos, era una locura, mi pasión se desbordaba, mi concha se inundaba sentí el temblor de tu cuerpo y supe que se aproximaba el fin, arremetí con más fuerza hasta ver salir tu leche caliente como un disparo, salí de tu ser lentamente y tu caíste exhausto en la cama, me miraste con un dejo de reproche, pero tu expresión cambio inmediatamente y me brindaste la más bella de tus sonrisas.

2. Tu me acaricias y yo también toco tu espalda siento tu respiración intensa mientras me sigues besando, estos besos empiezan a ser diferentes, más intensos, empiezan a juntarse nuestras bocas como siempre hemos estado deseando, nuestras lenguas empiezan su guerra particular por ser la ganadora en esta batalla de pasión. Mientras tanto nuestros abrazos también empiezan a ser mas apasionados y las manos empiezan a deslizarse a partes del cuerpo más apetecibles de tocar por las ganas de producir todo el placer posible e imposible de dar. Yo empiezo a buscar tus caderas marcadas por un pantalón negro de pana fina y que no deja ver el tanga que tienes puesto, pero no importaba con mis manos descubriré tus formas haciendo que el grado de excitación aumente hasta unos limites exageradamente altos, tu mientras tanto me abrazas apretándome con fuerza haciendo sentir tus preciosas manos en mi espalda. Ya no nos besamos en la boca, ahora empiezas a besarme en las mejillas y vas acercándote al lóbulo dándome besos tiernos, dejando sentir tu respiración en mi cuello para provocar mayor excitación, tu cuerpo y el mío están cada vez más juntos siento como tus pechos se aprietan contra mí cada vez con mas fuerza, en estos momentos no me hace falta tocarte con mis manos para sentir tus pechos, con todo estos juegos haces que hasta mis piernas tiemblen, por el momento que estamos pasando.

3. Al salir me tomaste de la mano y me llevaste a un rincón. Repagaste tu cuerpo al mío, la gente pasaba y observaba, pero no importaba, tomaste mi mano y la guiaste hasta tu bulto hinchado, introduje disimuladamente mi mano y le toque. ¡Que delicia!, sentí el calor y la humedad mientras tu lengua y la mía danzaban desesperadas. Tus brazos me rodeaban aprisionando mi cuerpo. Tratamos de contenernos y seguimos caminando buscando un lugar donde estar a nuestras anchas. Era difícil controlarnos, cada rincón oscuro era un pretexto para abrazarnos. Por fin encontramos un pequeño lugar, no lo que hubiéramos querido, pero al fin y al cabo estaríamos solos. Al entrar y cerrar la puerta, me atrapaste entre la pared. Metiste tu enorme lengua en mi boca mientras tus manos recorrían mi cuerpo. Mi corazón latía con fuerza, no me daba cuenta de lo que hacía, solo eran sensaciones que nunca olvidare.

4. Subes a mi habitación, ya sabes el camino, te miras en el espejo del primer descanso, aseguras que todo este en su lugar, el maquillaje, tu peinado, las ropas que llevas puestas. Pienso para mí: agradezco la gentileza de venir tan bella hoy, me siento culpable de saber que tendré que descomponerlo. Una vez en la alcoba, mis manos te toman por la cintura, acercan tu cuerpo al mío, me gusta sentir tu piel, oler tu cabello, acariciar suavemente tus mejillas las cuales comienzan a sonrojarse. Una sonrisa sale de tu boca, esa mirada me hipnotiza, no me cansaría nunca de perderme en ella. Te beso apenas rozando tu labios, mordisqueo un poco tu barbilla, recorro el contorno de tu rostro con mi dedos hasta donde nace tu cabello y voy de vuelta. Beso tu cuello hasta al pabellón de tu oreja, mi lengua lame, se introduce, inquieta y atrevida.