Contactos Bilbao

Relax con escorts y acompañantes de lujo

Mi nombre es Mireia Exclusive, soy catalana. Soy una mujer tierna y cariñosa. Unos preciosos ojos azules y una dulce sonrisa convierten mi rostro en pura serenidad, el refugio perfecto para olvidarse de los problemas. Soy una señorita llena de buenos detalles, que se preocupa por el caballero que la ha escogido y con un carácter que encandila. A mi lado tendrás esa compañía que muchos hombres buscan en una mujer, sensualidad, pasión, distendida conversación y mucha complicidad. Me considero elegante y atractiva, inquieta por la cultura, en continua formación académica y siempre buscando ser mejor persona cada día. Aspectos como éstos hacen de mí la acompañante ideal para veladas, viajes, escapadas y cualquier tipo de evento. Te ofrezco una compañía de lujo, llena de buenos detalles en la que el sexo forma parte fundamental pero no única de una relación que te dejará huella. Horario: De lunes a domingo, de 9h a 23h con citas concertadas. Estas son algunas de mis tarifas: 1 hora en Tarragona ciudad (salidas): 150€ 1 hora en alrededores Tarragona (salidas): 150€ más taxi 1 hora en Barcelona: 200€ 1 hora en Barcelona (hotel): 250€ Cena + 1 hora intimidad: 350€ Cena + 2 horas intimidad: 500€ Toda la noche: 1200€

Si te gusta mi perfil o prefieres buscar más escorts en Bilbao, puedes encontrar en mi anuncio muchas más chicas de compañía. Te garantizo exquisitos contactos en Bilbao.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Contactos Bilbao

Masajes eróticos y sexo

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios Pisos de relax - Chicas de alterne - Clubes de relax - Tantra - Escorts independientes - Salidas a hoteles y domicilios - Scorts de alto standing - BDSM - Damas compañía - Prostitutas de lujo - Chicas de compañía - Modelos - Azafatas - Putas a domicilio - Call girls - Acompañantes de lujo - Saunas eróticas - Clubs de alterne - Apartamentos por horas - Putas de lujo - Anuncios de sexo - Contactos eróticos - Prostíbulos - Sado erótico - Señoritas de compañía - Locales de intercambio - Agencias de escorts - Callgirls - Masajes eroticos - Casas relax - Burdeles -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios Medea - Club Romaní - Sauna Cristal - Cuore Cabaret - L´hibou - Enigma - Club Barbie - Club Riviera Castelldefels - Comendadoras - New Aribau - Basinger - Aribau 64 - Cotton Club - Alexia - La vie en Rose - President - Hot Madrid - Bacarra - O´Dely - Club Eros - Dollar Club - Club Lexis - Gran via 532 - Kissme - Pub Aribau 240

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. Yo me dejaba amar, abriste mis piernas suavemente buscando la humedad de mi ser, haciéndome estremecer. Sentí como entrabas suavemente llenándome plenamente, mis piernas te abrazaban, te atraían a mí. Tomaste mis manos y las llevaste hacia arriba, tu boca recorría mi cuello, me sentía indefensa, no sabia que hacer o que decir, solo quería complacerte. Tu cuerpo y el mío se acoplaron perfectamente. Recorriste mi cuerpo de principio a fin y mi boca hizo lo mismo con el tuyo, lamiéndolo completamente. Disfrute de tu sabor en mi boca e hice arder tu cuerpo en cada contacto. Conocí todo tu cuerpo, cada parte de tu ser, aun recuerdo tu mirada y todas esas caricias que inventamos entre los dos.

2. Mientras tanto sus manos recorren con vehemencia los contornos de mi cuerpo, su boca se posa en mi cuello y traza un trayecto lineal pasando por mi pecho hasta mi ombligo y aun mas abajo hacia ese lugar en el que hasta el momento nadie se había acercado. Su lengua roza el contorno superior de mi pubis y creo desfallecer ( recuerden que me había hecho una depilación brasileña ) de lo sensible que estaba en ese punto de mi femenino ser. Su nariz absorbe mi olor y me parece el gesto mas erótico que ojos algunos hayan visto. No sentí ni vergüenza ni nada, solo un inefable placer que me hacia gemir sin intermisión. Sus labios se apoderaron de mi ser y ya no pude pensar mas. Su lengua recorría mis pliegues, saboreaba mis fluidos y mis manos mientras estaban sobre su cabeza acariciándolo y a la vez urgiéndolo a que no parase ese el placentero tratamiento que me infligía. Hasta que por fin supe lo que era un orgasmo, lo que significaba que tu ser se fraccionara en miles de pequeñas porciones y luego se volvieran unir, encajando una en las otras como si fuese un rompecabezas. Sentía como mi cuerpo se contorsionaba causa de los temblores y lo abrace. El se recostó junto a mi y me beso. Su sabor y el mío se entremezclaban resultando, pecaminoso, embriagante como un néctar alucinógeno.

3. Dirige sabiamente su pene hacía mi vagina y vuelve a penetrarme. Yo me incorporo un poco apoyándome sobre los codos y él coloca sus manos sobre mis senos y empieza a acariciármelos a la vez que comienza a moverse suavemente. Poco a poco va acelerando el ritmo. Gimoteo cada vez más fuerte, me vuelve loca sentir sus huevos repicando contra mi clítoris y su respiración en mi oído a medida que él precipita sus movimientos. De repente siento sus dientes mordiendo mi cuello y su lengua acariciándolo suavemente, justo debajo de mi oído y eso hace que mi piel se erice más, que las sensaciones se multipliquen y que el orgasmo se acelere. Él empuja con fuerza una y otra vez y en unos segundos mi cuerpo empieza a convulsionarse presa del orgasmo. Cuando termino, y sólo unos segundos después se corre él llenándome con su leche caliente. Me abraza con fuerza y yo me siento feliz.

4. Me entretuve un rato en tu entrepierna tocando tu coño por encima de tu tanga, pero tu con una de tus manos mientras yo acariciaba tu coño retiraste hacia un lado el tanga para que pudiera disfrutar de todas del amor que se desprendía de tu entrepierna, al sentir esa humedad y comprobar que querías que te tocase ahí y de esa forma empecé a bajarte los pantalones, que con tu ayuda resultó ser mas fácil y rápido, cuando dejaste al descubierto tal maravilla no pude contenerme y bajé mi cabeza hasta tu coño para poder saborear el amor que fluía del coño mas hermosa que había visto, empecé por besarlo pero pronto de besarlo y comencé a lamer los labios vaginales, hasta encontrar tu clítoris, la sensación fue tan agradable comprobar que cada vez que pasaba mi lengua Por él, tú te estremecías de placer, que mi estado era de éxtasis total, combinaba el lamer tu clítoris con leves mordisquitos en él, a la vez que introducía uno o dos dedos en la vagina. Cuando hacia esto podía escuchar tus gemidos de placer, gemidos que me seguían estremeciendo.