Azafatas Barcelona

Azafatas de compañía de lujo en Barcelona

Hola, amor. ¿Eres de los que piensan que las mujeres de exótica belleza están especialmente dotadas para dar y recibir placer? Si eres de los que lo piensan, estás de suerte. Estoy aquí para reafirmarte en tus creencias. Si tienes tus dudas sobre la veracidad de esa afirmación, ven a conocerme y te demostraré hasta qué punto es cierta. Que no te asuste mi mirada felina ni mi cuerpo de pantera ni mis curvas de escándalo. Soy mimosa como una gatita y dulce como una novia que quisiera entregar a su pareja lo mejor de sí. Eso sí, si tú me lo pides, me convertiré en una fiera en celo que podrá despedazarte a base de caricias, besos y todas las travesuras eróticas que puedas imaginar. Llámame. Me llamo Mónic y conmigo vivirás una increíble experiencia. Sensualidad y exotismo, pasión y dulzura: eso es lo que te ofrezco. Ven a buscarlo.

Me considero una azafata de compañía entregada e implicada con la que podrás llevar a cabo tus fantasías más atrevidas ... No dejes pasar una inolvidable velada con una de la más bellas azafatas en Barcelona.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Azafatas Barcelona

Azafatas acompañantes

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios Call girls - Masajes eroticos - Escorts independientes - Scorts de alto standing - Acompañantes de lujo - Damas compañía - Pisos de relax - Tantra - Casas relax - Sado erótico - Putas de lujo - Salidas a hoteles y domicilios - Contactos eróticos - Saunas eróticas - Modelos - Azafatas - Anuncios de sexo - Clubs de alterne - Señoritas de compañía - Apartamentos por horas - Callgirls - Locales de intercambio - Chicas de compañía - Putas a domicilio - Agencias de escorts - Prostíbulos - BDSM - Chicas de alterne - Burdeles - Prostitutas de lujo - Clubes de relax -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios Club Romaní - New Aribau - Sauna Cristal - Alexia - L´hibou - Paraíso Privee - La vie en Rose - Club Lexis - Thermas - Cuore Cabaret - Batman - Saratoga - Medea - Dollar Club - La Estrella - Pretty Woman - Tuset Barcelona - Bacarra - Sauna Yuma - Pub Aribau 240 - Gran via 532 - Casanova 59 - Aribau 64 - Hot Madrid - Agencia Sexy Nights

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. Mientras tanto sus manos recorren con vehemencia los contornos de mi cuerpo, su boca se posa en mi cuello y traza un trayecto lineal pasando por mi pecho hasta mi ombligo y aun mas abajo hacia ese lugar en el que hasta el momento nadie se había acercado. Su lengua roza el contorno superior de mi pubis y creo desfallecer ( recuerden que me había hecho una depilación brasileña ) de lo sensible que estaba en ese punto de mi femenino ser. Su nariz absorbe mi olor y me parece el gesto mas erótico que ojos algunos hayan visto. No sentí ni vergüenza ni nada, solo un inefable placer que me hacia gemir sin intermisión. Sus labios se apoderaron de mi ser y ya no pude pensar mas. Su lengua recorría mis pliegues, saboreaba mis fluidos y mis manos mientras estaban sobre su cabeza acariciándolo y a la vez urgiéndolo a que no parase ese el placentero tratamiento que me infligía. Hasta que por fin supe lo que era un orgasmo, lo que significaba que tu ser se fraccionara en miles de pequeñas porciones y luego se volvieran unir, encajando una en las otras como si fuese un rompecabezas. Sentía como mi cuerpo se contorsionaba causa de los temblores y lo abrace. El se recostó junto a mi y me beso. Su sabor y el mío se entremezclaban resultando, pecaminoso, embriagante como un néctar alucinógeno.

2. Nuestras caderas se movían al mismo compás y tú te adentrabas más y más fuerte haciéndome gemir de placer a cada instante. Besé tu rostro en cada golpe que dabas y mis piernas te abrazaban, te jalaban y aprisionaban para no dejarte ir. Hábilmente nos sentamos, quedando frente a frente siendo aun uno; mis ojos se hallaron con los tuyos, perdiéndose en la inmensidad y el deseo. Mi cadera danzaba rítmicamente y tu boca matizaba completamente mi rostro. Tomaste mi cadera empujándola hacia ti, yo podía sentir la dureza y la forma perfecta en que encajábamos. Involuntariamente salían suspiros y murmurábamos palabras entrecortadas desde el profundo de nuestro ser.

3. Al llegar a su cintura, con ambas manos la atraje hacia mí poniéndola en cuatro y disfrutando al maximo de cada segundo empecé a sacarle lentamente y al mismo tiempo, la mini y la tanga que llevaba puesta, muy lentamente, y diciendole que la amaba y la deseaba... Poco a poco, empecé a besar entre sus nalgas, el pensar que estaba por besar el el clitoris de agustina me puso a mil!, estaba exitado como nunca antes en mi vida lo habia estado y entonces, llegue a ese centro de placer, olia a limpio, a sexo prohibido y a verdadero amor; al llegar saque mi lengua y empecé a lamerlo con el amor y la dedicación que solo merecia mi hermana, ella me ayudaba con las manos separando los cachetes de su cola, el perfume del placer me estaba volviendo loco, ya quería sentirla, sentirla toda, hacerla mia y probar sus jugos, su saliva, su amor, sus miedos, sus deseos; ya no aguantaba mas. Transiprabamos, gemiamos, nos sentiamos mas hermanos que nunca, estabamos disfrutandonos y amandonos como nadie se podia imaginar, ni siquiera nosotros mismos. ella gemía de la manera mas tierna y caliente que he visto hasta el dia de hoy, no era solo sexo, habia algo mas, habia AMOR verdadero.

4. Yo no me privaba de decirle lo que me hacía gozar ni de calificar con palabras claras y precisas, provenientes de los más vulgares lugares, sus habilidades como mamadora y máquina sexual educada en los más bajos burdeles recorridos por marineros borrachos.Sabía lo que hacía, me escuchaba y controlaba mis gestos. Llevo una mano al tronco de mi pene para acelerar el movimiento, la otra se deslizo con agilidad y picardía, mientras succionaba con fuerza me arrancó un nuevo grito de placer cuando su dedo con decisión y delicadeza perforó mi esfínter y arribó con precisión a masajear esa extraña tersura de mi próstata. Mis palabras y mis cuasi estertores le hicieron evidentes que mi leche estaba siendo lanzada en su interior. Cual experta movió sus dedos y sus labios para extraer esas últimas gotas que no habían sido expulsadas.