Azafatas Barcelona

Azafatas de compañía de lujo en Barcelona

Hola. Me llamo Patricia y, como ves, soy una sensual y atractiva mujer. Llegada desde Brasil, honro a mi tierra y soy una mujer dulce y apasionada. Recorrer mis curvas será una de esas experiencias que permanecerá en tu memoria durante mucho tiempo. Soy la mujer con la que siempre soñaste. Puedo prestarte un maravilloso servicio GFE y, al mismo tiempo, convertirme en la intimidad en la amante que siempre deseaste tener en tu cama: imaginativa, morbosa, lujuriosa, ardiente. Y es que a la hora de gozar y de perseguir el gozo no tengo tabúes. Me gusta saltarme todas las barreras y avanzar de la mano de mi amante en busca del placer más intenso que puedan vivir juntos un hombre y una mujer. ¿Me acompañas? Te prometo que no te arrepentirás.

Me considero una azafata de compañía entregada e implicada con la que podrás llevar a cabo tus fantasías más atrevidas ... No dejes pasar una inolvidable velada con una de la más bellas azafatas en Barcelona.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Azafatas Barcelona

Azafatas acompañantes

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios Prostíbulos - BDSM - Sado erótico - Señoritas de compañía - Burdeles - Chicas de compañía - Casas relax - Modelos - Salidas a hoteles y domicilios - Clubs de alterne - Chicas de alterne - Damas compañía - Scorts de alto standing - Contactos eróticos - Pisos de relax - Apartamentos por horas - Call girls - Clubes de relax - Putas de lujo - Masajes eroticos - Acompañantes de lujo - Callgirls - Tantra - Prostitutas de lujo - Anuncios de sexo - Escorts independientes - Azafatas - Saunas eróticas - Putas a domicilio - Locales de intercambio - Agencias de escorts -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios Casanova 59 - Sauna Yuma - Basinger - Comendadoras - Cuore Cabaret - Agencia Sexy Nights - Nyoman - La Estrella - Gran via 532 - Club Riviera Castelldefels - Viladomat 208 - Aribau 64 - Dollar Club - Thermas - Saratoga - Kissme - Alexia - O´Dely - Club Eros - Jobe y el amor - Casanova59 - La vie en Rose - Batman - Bacarra - Platinum

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. En ese momento me sentí algo turbada; me encontraba desnuda en medio de ese florido campo sin saber si cubrirme o reírme. Tomaste el cobertor del suelo, sacudiéndolo, y pasándolo por encima de mí, me cubriste. Allá a lo lejos, el cielo pintaba colores y entre el azul y gris alumbraba el rojizo sol y jirones de nubes cubrían el firmamento.Tus ojos se toparon con los míos, solo se oía el rumor del viento, y tu boca suavemente llego a la mía mientras tus brazos lentamente me envolvían. Me acercabas tanto a ti, que podía sentir el palpitar de tu corazón, discretamente la manta fue cayendo sobre la tierra fresca del campo y pude sentir tus caricias sobre mi piel. Me rozabas sutilmente, sin prisas, me apretabas a ti, tratando de entibiar mi cuerpo con el tuyo, entre tanto tus besos me robaban suspiros.

2. Cuando dejo de convulsionarme, me coges en brazos, entramos en la habitación y me depositas en la cama. Te desnudas mientras te observo. Me encanta ver como te desvistes para mí, lo haces despacio, demorando el momento, haciendo que me impaciente, hasta que por fin tu sexo erecto, aparece ante mí y acerco mi boca a él para venerarlo, sentándome en el borde de la cama. Tú estás de pie frente a mí, acaricias mi mejilla y yo abro la boca, la cierro sobre tu miembro erecto y empiezo a chuparlo con mucha delicadeza. Me encanta deleitarme en su sabor, sentir como resbala por mi boca, entrando y saliendo de ella, sentir la suavidad de tu piel y el calor. Muevo la lengua serpenteando alrededor de tu miembro viril, acaricio su piel con los dientes. Tus manos se posan sobre mi cabeza, deshacen el moño que me hice antes de salir y dejas caer mi pelo largo y liso sobre mis hombros, enredas tus dedos en él y diriges los movimientos. Te observo, tus ojos están cerrados, sé que estas disfrutando, que te encanta sentir mi boca caliente y húmeda alrededor de tu sexo. Y a mí me encanta saborearlo. Cada vez gimes más fuerte, por lo que haces que me detenga, me acuestas sobre la cama. Te arrodillas frente a mí, separas mis piernas, coges las braguitas por la goma y tiras hacía abajo, quitándomelas con lentitud, mientras besas mis piernas sensualmente. Dejas las bragas a un lado y asciendes beso a beso por mi pierna derecha hasta la ingle, luego repites la operación con la izquierda, yo te miro expectante, y tras eso, acercas tu boca a mi sexo, sacas la lengua y lames. Mi cuerpo se tensa al sentir ese contacto y empiezas a chupar mi clítoris, a lamerlo, a idolatrarlo haciéndome retorcer de gusto y deseo. Tu lengua se enreda en mis labios vaginales, se introduce en mi oscuro agujero y un nuevo gemido escapa de mi garganta. Te deseo y sé que me deseas, necesito tenerte dentro de mí, dejar que la luna derrame su luz sobre nuestros cuerpos mientras se une en un baile de pasión. Por eso, no demoras más el momento. Te levantas, te pones sobre mí, me miras a los ojos profundamente, sonríes y siento como tu sexo entra en el mío despacio, con calma, hasta llenarme completamente. Y nos quedamos así, unidos unos segundos, quietos, mirándonos, sin decirnos nada. Sólo sintiendo el calor de nuestros cuerpos.

3. Recorriste mis piernas con tu boca húmeda y anegaste mi centro con tu lengua, provocando estremecimientos en mí. Llegaste hasta mi pecho acariciándolo dulcemente y llevándolo a tu boca bebiste de ellos como un niño hambriento, mientras tu mano descendía hasta mi humedad. Te adentraste ahí, provocando que mis caderas se estremecieran al ritmo de las flores movidas por el viento. Yo acariciaba tu cabello y espalda mientras tu oculto en mi pecho te colmabas de ellos.

4. Tu cuerpo se tensaba pero no huías, moví mi cadera como tu me haz enseñado, tu verga hervía de emoción, te tome de las caderas y empuje la mía hasta el fondo, yo estaba empapada, mi sueño se convertía en realidad poseerte total y plenamente, acaricie tu espalda, la bese ,apreté tus nalgas, el vaivén iba en aumento, mientras tu removías tu sexo, seguí el compás de tus movimientos, era una locura, mi pasión se desbordaba, mi concha se inundaba sentí el temblor de tu cuerpo y supe que se aproximaba el fin, arremetí con más fuerza hasta ver salir tu leche caliente como un disparo, salí de tu ser lentamente y tu caíste exhausto en la cama, me miraste con un dejo de reproche, pero tu expresión cambio inmediatamente y me brindaste la más bella de tus sonrisas.