Acompañantes Madrid

Acompañantes de alto standing en Madrid

Porque sabemos que lo prohibido genera deseo … y lo mucho que os gusta jugar y fantasear … Vega aterriza en España tras surcar cientos de nubes. Esta bellísima azafata de vuelo se acaba de instalar temporalmente en tu ciudad y está deseando conocer ese nuevo mundo del que tanto le han hablado. Muy traviesa, imaginativa y juguetona, Vega se despojará de su uniforme para que queden ante tus ojos las prendas más atrevidas que puedas imaginar. ¿Te atreves a conocer a esta maravillosa escort española, a esta morena verdaderamente espectacular que está deseando dejar escapar al ser salvaje que lleva dentro? Vega es una experta Dominante para los paladares de aquellos hombres que estén deseando traspasar los límites de lo convencional. Camaleónica y experta, Vega sabe ser una señorita elegante cuando las circunstancias lo exigen y también una auténtica pantera en la intimidad. Si deseas conocer a Vega no dudes en telefonearle. Embárcate en un vuelo celestial con este apetitoso manjar y déjate embrujar por sus encantos. Ella te ofreceré un magnífico servicio GFE o, si lo deseas, te llevará hasta la gloria tras un inolvidable masaje tántrico. Si lo deseas, Vega te puede recibir en su precioso y céntrico apartamento, donde esta espectacular mujer podrá atenderte con máxima discreción. No te preocupes si no sabes dónde aparcar: Vega pone a tu disposición una plaza de garaje para ti. No tardes. Te está esperando.

Ofrezco una compañía agradable, un saber estar y discreción. Para más información sobre los servicios que realizo, no dudes en contactar conmigo, soy la acompañante perfecta para veladas, fiestas, viajes, cenas ... No dudes en ponerte en contacto conmigo si deseas pasar momentos inolvidables en compañía de una de las más bellas acompañantes en Madrid.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Acompañantes Madrid

Compañía en Madrid

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios Escorts independientes - Agencias de escorts - Masajes eroticos - Apartamentos por horas - Pisos de relax - Putas de lujo - Callgirls - Contactos eróticos - Locales de intercambio - Tantra - Modelos - BDSM - Chicas de alterne - Chicas de compañía - Burdeles - Prostitutas de lujo - Salidas a hoteles y domicilios - Sado erótico - Prostíbulos - Saunas eróticas - Señoritas de compañía - Clubs de alterne - Acompañantes de lujo - Damas compañía - Putas a domicilio - Call girls - Anuncios de sexo - Casas relax - Azafatas - Scorts de alto standing - Clubes de relax -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios Basinger - Enigma - Alexia - Hot Madrid - Casanova 59 - President - Nice - New Aribau - Dollar Club - Pretty Woman - Club Lexis - Paraíso Privee - Thermas - Medea - Azul - Cotton Club - Sauna Cristal - Casanova59 - Nyoman - Club Free - La vie en Rose - O´Dely - Saratoga - Habana - Comendadoras

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. Esa noche mi hermana Agustina quería salir a bailar. Sinceramente, después de un viaje bastante accidentando y denso, con el cansancio que tenia lo ultimo que quería hacer era salir a bailar, sin embargo, Agustina era mi hermana menor y siempre fue mi debilidad, extrañanamente no eramos de pelearnos casi nunca como es casi habitual entre hermanos, teniamos una muy linda relación, siempre que podiamos nos ayudabamos en todo y cuando uno estaba mal el otro lo apoyaba a muerte, digamos que aparte de ser hermanos eramos grandes amigos, en fin para no irme por las ramas a agus no le podia decir que no, ella se queria desenchufar un poco y queria pasar un buen rato en algun boliche, asi que como no tenia a nadie me pidio que fuera con ella, y como no podia ser de otra manera finalmente accedi, a pesar de que llevaba mucho tiempo sin salir a ninugn lado con ella porque cada vez que ibamos a bailar yo terminaba peleandome con algun chabon que queria zarparse con ella, era inevitable ya que Agustina siempre fue una chica muy linda y de apariencia sexy para cualquier hombre, mis amigos por ejemplo no me dejaban en paz preguntando todo el tiempo por mi hermana, llego un momento que no lo soportaba ya que era como se dice, un hermano muy cuida.

2. Le quité la ropa mientras ella me quitaba la mía, ella se estiró y yo tras ver su coño rasurado solo me dieron ganas de comérmelo y eso hice... empecé lamiendo con suavidad los contornos de su clítoris y con la mano derecha acariciando su vagina, ella empezó a agitarse y a gemir, fue cuando empecé a pasar la lengua por su clítoris haciendo movimientos rápidos, contra más rápido movía la lengua más grande era su placer y mi mano no pudo resistirse en entrar en su vagina. Sus gemidos eran cada vez más altos y su cuerpo se retorcía de placer… fue cuando mi polla entró en acción, se la metí y puse sus piernas sobre mis hombros para que así pudiera entrar con más profundidad, su voz cada vez se hacía más frágil cosa que hacía ponerme más caliente, luego ella se puso encima de mi y le pedí que me cabalgara rápido, ella aceptó y se empezó a agitar, pero no fue hasta que la puse a cuatro patas que nos corrimos tras un arranque de fuerza que le provocó comerse la almohada tras la fuerza con la q le estaba penetrando. Fue genial y acabamos reventados, aunque sabíamos que aquella no iba a ser la única vez aquel día...

3. Las canciones pasaban y al tenerla agarrada de la cintura, estando abrazados junto con otras parejas en el centro de la pista, empezamos a hablar un poco de todo, boludeces, pero los rostros muy cerca uno del otro ya que la musica sonaba bien fuerte. cada vez que acercabamos nuestros rostros sentía su aliento, excitante, tibio, y sus labios atrayentes cada vez mas cerca de los mios. Cada segundo que transcurría hacia que nuestros rostros se acercaran mas y más. Al mismo tiempo, el abrazo cambió y yo cada vez la acercaba más y me la acomodaba entre el nicho que formaban mis brazos y mis piernas. Ella parecia estar muy a gusto, en si no era raro el hecho de que seamos cariñosos entre nosotros, siempre fuimos muy afectusos el uno con el otro, Pero evidentemente para mi en ese momento las cosas estaban siendo algo distintas. Luego mientras bailabamos yo le acerque mi rostro y le pregunte: "La estas pasando bien agus?" a lo que ella respondió: "la estoy pasando muy bien ale, hace mucho que no la pasaba tan bien", la mire fijo y le dije: "sabes que te quiero mucho hermanita?" "si, y yo a vos hermanito", dijo ella.

4. Llegamos a la recepción del hotel, pedimos las llaves de su habitación porque era la que quedaba más cerca. Volamos por las escaleras con tal de no esperar el ascensor, al fin y al cabo era la primera planta. Entrar por la puerta y fundirnos en un abrazo y beso apasionado fue todo uno. La cogí entre mis brazos y me la llevé hasta la cama, allí la tumbé quedándome yo al final del lecho. Levantó las piernas ofreciéndome un pie, lo cogí y acerqué mis labios. Respiré y me vino un imperceptible aroma fresco procedente de ellos. Besé brevemente los pies pasando a meter sus dedos en mi boca. Lamí todos y cada uno de sus diez deditos, los tuve en mi boca el tiempo que quise mientras observaba la cara de satisfacción que tenía Laura. Empecé a subir por el empeine muy lentamente recorriendo con mi lengua cada recoveco de su piel, llegué a su muslo interior pasando por su rodilla. Ella estaba abierta de piernas con las rodillas dobladas y yo tenía mi boca junto a su ingle, podía oler su sexo a escasos centímetros. Subí mi cabeza para ver su cara y buscar su consentimiento. Ella se terminó de subir la falda que estaba ya casi subida y levantó la cadera invitándome a quitarle las preciosas braguitas negras que llevaba. Se las quité poco a poco, deleitándome en la visión su pubis, no se depilaba pero tenía su coñito arreglado perfectamente. Le bajé hasta los tobillos y sacó uno de los pies para poder abrir las piernas. Nada más hacerlo me abalancé con ansia sobre su vagina. Chupé con voracidad sus labios mayores buscando con mi lengua la entrada de la vagina. Ella de mientras se quitó la parte de arriba quedando completamente desnuda, yo lo intentaba pero con mi cara hundida entre sus piernas no podía apenas quitarme una sola prenda. Casi me asfixiaba pero me moría de placer, solo escuchar como suspiraba Laura me llevaba a empujar mi lengua lo más dentro posible, separé mi cara para tomar aire y me desnudé como pude.